Un fallo en directo destapa a una vlogger de 58 años que usaba un filtro en sus videos para aparentar 25

Hay una frase bastante conocida en internet que reza algo así como «la vida de las redes no es la vida real«. Bien podría aplicarse a la siguiente noticia. Resulta que una famosísima influencer de 58 años usaba un filtro para sus vídeos en directo que le hacía parecer una joven de 25, cuando de repente… algo falló.

La verdad de la influencer al descubierto por un fallo en directo

Todos sabemos lo que son (e implican) los filtros. Ya sean los de Instagram, los de Snapchat o cualquier otra app de turno, se encargan de adornar y a veces también enmascarar nuestra realidad. Se usan de manera desmedida en las redes sociales y todos, a fin de cuentas, estamos acostumbrados a verlos y usarlos. Pero, claro, una cosa es edulcorar un poco las cosas y otra bien distinta desvirtuarlas por completo.

Eso es justo lo que ha hecho (o mejor dicho, hacía) Qiao Biluo. Esta influencer y vlogger, muy famosa en China, empleaba un filtro que le ayudaba a hacerse pasar por otra persona completamente diferente cuando se grababa. Con él truco aplicado, Qiao realizaba retransmisiones de vídeo en directo, en las que parecía que tenía no más de 25 años, cuando la realidad es que tiene 58 y rasgos muy diferentes a los que mostraba a sus miles de seguidores. Lo único que sí que no distorsionaba era su voz, lo suficientemente aguda y aniñada para no levantar sospechas.

En una de estas grabaciones en directo, sin embargo, algo falló: el filtro desapareció por completo y los seguidores de Qiao Biluo pudieron comprobar su verdadera identidad y cómo era en realidad. Es cierto que los espectadores siempre supieron que Qiao se escondía tras un filtro en sus vídeos y de hecho le habían pedido en más de una ocasión que se mostrase al natural -aunque nunca llegaron a imaginar que la realidad sería tan diferente a lo que veían en pantalla, claro. La vlogger llegó a prometer que se mostraría si le pagaban una buena cantidad de dinero y, de hecho, en la famosa retransmisión fallida, volvió a pedir donaciones a sus seguidores a cambio de mostrar su rostro.

Cuando llevaba 40.000 yuanes recaudados (el equivalente a unos 5.000 euros) de los 100.000 yuanes que pedía, algo falló, el filtro desapareció y el negocio se le fue completamente a pique, apuntan en Global Times. En la imagen insertada que tienes sobre estas líneas puedes ver su imagen real (izquierda) y cómo aparecía ante la cámara siempre (derecha). Y a continuación un fragmento de la retransmisión -aunque lamentablemente no se ve el momento del cambio-:

Lamentablemente, el hecho de no ser la jovencita que aparentaba le ha hecho perder muchos seguidores -en su gran mayoría, hombres-, sin embargo, su popularidad se ha visto incrementada y ahora todo el país habla de la anécdota de Qiao Biluo y de su figura como influencer. Y eso por no hablar de la propia plataforma que utilizaba la vlogger para retransmitir, douyu.com, que ha subido notablemente el número de suscriptores hasta casi multiplicarlo por ocho. Si al final va a ser verdad eso de que hablen bien o mal, pero que hablen.

 

[Gracias por el aviso, Buddy]