‘Joker’ rompe todos los esquemas en Venecia llevándose el León de Oro (y lo mejor es que a nadie le sorprende)

El Joker de Joaquin Phoenix anda revolucionándolo todo y aún ni siquiera se ha estrenado en taquilla. Y es que si hace unos años a los más puristas del cine le dicen que una película basada en un cómic de superhéroes iba a llevarse el máximo galardón del Festival de Venecia, no se lo hubieran creído. Pero aquí está el Guasón, listo para cambiar las cosas.

Joker se lleva el León de Oro de Venecia

Joker, dirigida por Todd Philips y protagonizada por Joaquin Phoenix, se ha convertido sin haber llegado aún al cine en una se las películas del año. No lo decimos nosotros -ya nos gustaría haberla visto ya para poder opinar- sino una gran parte de la crítica que parece contar con una opinión prácticamente unánime sobre la cinta: se trata de la visión más completa, compleja e impactante que hemos visto nunca del gran villano de DC Comics.

Joker

Aunque ya el tráiler del Joker nos hacía prever algo diferente y muy atractivo, la confirmación no llegó hasta el recientemente celebrado Festival Internacional de Cine de Venecia. Allí ya llamó la atención que una película de este tipo -recuerda que hablamos de un personaje del mundillo de los superhéroes con Warner detrás- se presentara a concurso, aunque el ruido de verdad se generó cuando los expertos en la materia acudieron al pase y pudieron comprobar que la gran expectación estaba más que justificada: no solo estuvieron aplaudiendo durante 8 minutos de reloj seguidos al acabar la película, algo nunca vista en la Mostra; los artículos elogiando la idea, la ejecución por parte de Philips y la interpretación de Phoenix llenaron todas las portadas.

Aún con ello la sorpresa mayúscula de todo lo acontecido en Venecia ha llegado con los premios: Joker se ha llevado ni más ni menos que el León de Oro, el máximo galardón posible de la sección oficial en la categoría a mejor película del festival. Joaquín se ha quedado a las puertas -el premio Copa Volpi al Mejor actor ha sido para Luca Marinelli por Martin Eden-, pero las buenas críticas hacia un actor al que describen en «estado de gracias» y en cuyo interior parece «vivir el mismísimo Joker» son sin duda garantía de que en el cine lo vamos a pasar bien, muy bien.

Que una película como Joker haya ganado el León de Oro del Festival de Venecia resulta digo de mención. Nunca un filme del género de superhéroes ha llegado a estos niveles dentro de este tipo de festivales y supone sin duda un cambio de rumbo, una oportunidad a este género y sobre todo el reconocimiento al riesgo que decidió asumir Todd Philips cuando se propuso dirigir este título. No sabemos cuánto tiempo tardaremos en volver a ver algo así por el evento de cine, pero es probable que esto ayude a tomar más en serio esta temática. Y ya eso es sin duda un paso gigantesco.

La próxima parada de Joker -que, recuerda, se estrena el 4 de octubre- es el Festival de Toronto, donde competirá por el People Choice Award. ¿Volverá a darnos la sorpresa?