Curiosidades, obras y milagros del capítulo 8×04 de Juego de Tronos: ¿ha sido el peor de lo que llevamos de temporada?

Y ya solo quedan dos. Tras la emisión esta madrugada (horario de España) del cuarto capítulo de Juego de Tronos, ya solo faltan dos episodios para que una de las grandes series de la televisión se acabe para siempre. Pero antes de que eso ocurra, tenemos una ardua tarea por delante: contarte los detalles más llamativos y curiosidades del episodio 8×04, catalogada por algunos como el peor de la temporada. ¿Estás de acuerdo?

Atención: este artículo contiene comentarios (spoilers) sobre cosas que han pasado en el cuarto episodio de Juego de Tronos así como posibles teorías de qué podría acabar sucediendo en futuros capítulos. Léelo bajo tu responsabilidad.

Juego de Tronos 8×04: El último de los Stark

Después de la gran y oscura batalla que vivimos la semana pasada, todos esperábamos que este fuera un episodio lleno únicamente de calma y recogimiento. Nada más lejos de la realidad. Aunque es cierto que “El último de los Stark” se arranca con la despedida e incineración de los que han caído en combate, y sigue con cierto jolgorio gracias a la multitudinaria cena de Invernalia, pronto todos se ponen a trabajar para planear la gran batalla final, la lucha por el Trono de Hierro, no sin antes desvelarse un secreto que empieza a correr como la pólvora: la verdadera ascendencia de Jon Snow.

¿La sorpresa? Sin duda dos muertes tremendamente importantes y que pocos esperaban en estos momentos: la de Rhaegal, “el dragón de Jon”, que cae abatido en un visto y no visto, tras varias flechas, y la de Missandei, que muere decapitada al final del episodio por orden de Cersei. A pesar de ellos ya son varias las voces que se han alzado para decir que este ha sido sin duda uno de los peores capítulos de la temporada, por la falta de ritmo y por cómo se suceden los acontecimientos, que se sienten en algunos momentos algo atropellados. ¿Tú qué opinas?

Sea como sea, es hora de que repasemos aquellos puntos curiosos del episodio.

· ¿Por qué Missandei grita “dracarys” antes de morir?

Probablemente es algo a lo que aún le estés dando vueltas. Ante de morir decapitada por orden de Cersei, esta le dice a Misandei que pronuncie sus últimas palabras. La consejera de la isla de Naath -a la que ya no podrá volver- lejos de despedirse de su amado Gusano Gris o decir sus últimas voluntades, se limita a decir “dracarys”, la palabra que usa Daenerys cuando quiere que su dragón empiece a escupir fuego como un loco.

Missandei - Juego de Tronos

Evidentemente Missandei no pretendía invocar a Drogon. Según ha confirmado uno de los creadores de la serie, David Benioff, lo que quería era darle un mensaje muy claro de la Madre de los Dragones: que los queme a todos. “Missandei sabe que su vida ha terminado, por lo que le dice, ‘ya sabes, quémalos‘”, apunta Benioff en una entrevista. No solo nos lo ha contado él; la propia actriz que da vida al personaje, se encargó con decirlo alto y claro anoche en su cuenta de Twitter -“bich” es una acortación coloquial en inglés de bitch“.

Y por la cara de Danny al verla, está más que claro que tiene intenciones de cumplir su voluntad…

· Tyron le ha dejado un mensaje muy importante a Euron sin él saberlo, ¿o se acabará dando cuenta?

Esta es buena (y rebuscada, muy rebuscada). Como seguro ya ha visto en este capítulo, Cersei se las ha arreglado para hacerle creer a Euron que está embarazada de él, cuando en realidad el padre es, de nuevo, Jaime -a quién le confesó su estado en el último capítulo de la temporada 7. Cuando Tyron se acerca a la muralla para hablar con su hermana, le dice que la conoce y que sabe que quiere a sus hijos por encima de todo, por lo que le pide, por la seguridad del que lleva dentro, que no inicie esta guerra.

Tyron - Juego de Tronos

Pero, ¿un momento? Si el hijo supuestamente es de Euron… ¿cómo demonios puede saber el pequeño de los Lannister acerca del embarazo para soltarle semejante chapa? Si el pirata repara en esta conversación, podría acabar descubriendo que Cersei le ha mentido y echárselo en cara en algún momento (o incluso traicionarla por sorpresa, quién sabe). Veremos.

· El milagro del servicio de Starbucks en Poniente

Este detalle ha sido tan comentado que incluso se ha merecido un artículo aparte. Aún así era necesario hacer una breve mención por aquí y es que lo que por encima de todo nadie esperaba es que Starbucks abriera establecimiento en Invernalia o alrededores.

Vaso de Starbucks - Juego de Tronos

Una escena durante la cena en el castillo ha dejado ver el descuido de un vaso de la franquicia en la mesa, un error garrafal para una serie que cuesta 15 millones de dólares por episodio y que por supuesto ya ha sido carne de memes. Si es que por tener ya tenemos hasta “tazas” propuestas.

· ¿Se cumplirá la teoría sobre la locura heredada del Rey Loco por su hija Daenerys?

Gracias a distintos flashbacks y conversaciones durante esta y anteriores temporadas, sabemos perfectamente que el padre de Daenerys era Aerys II Targaryen, el apodado como “el Rey loco” -que murió a manos de Jaime Lannister, recuerda. Pero, ¿por qué se le llamaba así?

Al parecer el padre de Daenerys terminó enloqueciendo al final de su reinado, preso de la paranoia de que le fuera arrebatado el Trono de Hierro. No solo mató a Brandon Stark, hermano de Ned Stark, y a su padre, Lord Rickard Stark (a quien quemó vivo), cuando estos fueron a Desembarco del Rey a recuperar a Lyanna Stark -a la que creían secuestrada cuando en realidad se había fugado con Rhaegar Targaryen, el hijo mayor del monarca-; también almacenó cantidades ingentes de fuego valyrio en los bajos de la ciudad, con idea de hacerla volar por los aires si le traicionaban, y terminó prendiendo fuego a las casas y a familias enteras del pueblo.

Daenerys - Juego de tronos

Daenerys podría acabar igual. En este capítulo se han encargado especialmente de mostrarnos a una “reina” mucho más impaciente, que incluso no tiene reparo en llevarse por delante la vida de gente inocente si así consigue derrotar a Cersei -recordemos que tampoco se cortó a la hora de incinerar a los Tarly. Llama igualmente la atención su actitud con Jon, al que le ha pedido expresamente que no diga nada sobre su parentesco.

Tyron y Varis igualmente comentan en un momento del capítulo la impulsividad de Daenerys y hacen alusión a su padre, y para rematar, ha sufrido dos pérdidas muy importantes en muy poco tiempo a manos de Cersei: la de su dragón y la de Missandei. Como para no volverse “loca”.

· El capítulo 5 nos aguarda una gran batalla

El 8×05 de Juego de Tronos estará dirigido por Miguel Sapochnik, el mismo que se encargó de la Batalla de Invernalia y de la famosa Batalla de los Bastardos. Eso significa que por si había alguna duda, el próximo capítulo estará protagonizado por una gran batalla, que Emilia Clarke ya se han encargado de spoilear, contando que será mucho “más grande” que la que tuvo lugar contra los Caminantes Blancos.

¿Alguien quiere ir haciendo quiniela sobre la lista de supervivientes?

· ¿Está perdiendo fuerza el final de Juego de Tronos?

Algunos están empezando a criticar cómo está transcurriendo la serie en esta temporada. Aunque hemos visto mucha acción, cuando esta se diluye, la verdadera esencia de Juego de Tronos, que son sus tramas personales pierden fuerza. ¿La razón? La falta de los libros como base. Como sabes, desde la temporada 5, la serie ha continuado con la historia siguiendo un hilo conductor establecido por George R.R. Martin pero tomándose cada vez más licencias narrativas por falta de una fuente a la que acudir.

Esto estaría pasando factura a una historia que encuentra la genialidad en la forma en que todo está perfectamente entrelazado e hilado, viendo siempre lo que ocurre en el bando de “los buenos” y de “los malos”. Mientras que la famosa Boda Roja, por ejemplo, culmina en el episodio 9, pero en el capítulo 1 de la misma temporada ya veíamos (sin saberlo) a Tywin Lannister escribir una carta que envía a Walder Frey para conspirar contra los Stark -y aún así fue una gran sorpresa-, la captura de Missandei ha sido un visto y no visto, sin intervención casi de Cersei, sin conocer sus motivaciones, sin saber nada de lo que está pasando “al otro lado” hasta que las hemos visto en lo alto de la muralla. Las dinámicas son muy distintas.

Esa falta de conexión puede terminar pasando factura a unos fans a los que solo les quedan 2 horas y 40 minutos de diversión (una hora y 20 min. por episodio). Veremos cómo se suceden las cosas en el determinante episodio 5, del que, por cierto, ya ha tráiler. Todo tuyo.