Netflix debería subir los precios pronto: ¿qué lleva a la plataforma a cambiar sus tarifas?

Desde que Netflix se estrenó en España, son muchas las veces que se ha rumoreado una subida de precio de sus tarifas. A pesar de ello, en los tres años que lleva operativo el servicio en nuestro país, solo ha subido una vez. Esto, sin embargo, podría cambiar pronto. Una oleada de subidas en Europa nos hace temer un aumento inminente. ¿Qué lleva a Netflix a subir sus precios? ¿está realmente justificado?

Netflix subiría sus precios en España muy pronto

Es la noticia del momento y lo que más preocupa a sus usuarios. Como bien nos cuentan nuestros compañeros de ADSLZone, Netflix está cerca de subir sus tarifas en el mercado español. ¿La razón? Pues que lo que hace un tiempo era solo un rumor, se acaba de materializar ahora en un aumento en el coste de suscripción en otros países europeos, como por ejemplo Alemania.

En el país germano la subida de precios -cuyos precios actuales españoles puedes ver más abajo- ha alcanzado hasta los 2 euros, aunque dependiendo de la modalidad elegida, la cifra cambiará de manera más o menos acusada. El plan Básico, por ejemplo, se sigue quedando en los 7,99 euros que todos conocemos -es justo la misma cifra con la que empezó su andadura- mientras que el plan Estándar pasa de 10,99 a 11,99 euros (la subida por tanto es de un euro al mes, 12 euros si hacemos un conteo anual). En el caso de la suscripción Premium, el aumento es algo mayor: de los actuales 13,99 euros, ha pasado a costar 15,99 euros, lo que implica un incremento de 2 euros.

netflix planes

Esta subida no solo se ha aplicado en Alemania. Austria, Suiza y el Principado de Liechtenstein también se suman al carro, con un cambio inmediato para cualquiera que se apunte como usuario nuevo a la plataforma y efectiva a partir del mes que viene (el 11 de mayo para ser más concretos) para los que ya sean clientes.

Visto lo visto, es esperable que pronto experimentemos una subida en el mercado español que debería ajustar a las cifras mencionadas para el mercado alemán. Pero la pregunta que probablemente te ronda la cabeza es: ¿por qué sube Netflix sus precios? ¿está realmente justificado?

¿Por qué sube Netflix sus precios?

Hasta ahora parece que la mayoría de los usuarios de Netflix están de acuerdo con los actuales precios del servicio. Cada una de las tarifas nos ofrecen unos servicios acorde con lo abonado y aunque ya hemos vivido un ligero incremento, este no parece haber sido tan doloroso como para que la gente se queje en masa.

Ahora sin embargo podríamos vivir un incremento algo superior, lo que nos hace plantearnos si a Netflix le compensa, si hasta ahora ha estado ofreciendo contenidos por debajo de lo que debería o por qué de repente se ha encarecido todo. La explicación que la firma estadounidense lleva dando desde las primeras subidas es que la empresa necesita una mayor recaudación para poder hacer frente a la gran inversión de contenidos propios que genera.

Como sabes, Netflix cuenta con dos tipos de contenidos: los licenciados, pertenecientes a terceros, y los propios, producidos por la propia compañía. La propia adquisición de los derechos de los primeros ya conlleva un coste pero donde de verdad Netflix pone la carne en el asador es en sus producciones propias, que no son pocas. La plataforma produce una gran cantidad de títulos, con numerosas series, documentales y películas que implican una inversión realmente grande.

Evidentemente no todos los títulos cuestan lo mismo, pero tenemos referencias lo suficientemente destacables como para entender esto. Es el caso de Bright, una película protagonizada por Will Smith que se estrenó a finales del 2017 y que supuso una inversión que se calcula en unos 100 millones de dólares -lástima que resultó ser un fracaso. Los títulos de superhéroes de Marvel -de las que la plataforma ya se deshizo– tenían un presupuesto de 200 millones mientras que Orange is the new black (una de las primeras series propias de Netflix) ha supuesto una inversión de 50 millones de dólares por temporada (y lleva seis… multiplica).

¿Recuerdas Sense8? La famosa producción dirigida por las hermanas Wachowski se salió demasiado del tiesto y tuvieron que buscarle un final “rápido”, pero por el camino se gastaron 9 millones de dólares… por episodio -se rodaba en varias localizaciones del mundo. No hay que irse tan atrás. la actual The Crown, cuesta la friolera de 130 millones de dólares por temporada. Todas estas cifras corresponden a filtraciones e informaciones de terceros, ya que Netflix nunca confirma este tipo de datos (aunque tampoco los ha desmentido).

Si a esto le sumamos que Netflix sigue queriendo aumentar su oferta de contenido original y que los analistas predicen que subirá la inversión un 25% respecto al año pasado, queda más que claro el cambio de precios que estamos experimentando. Si quieres disfrutar de más contenidos nuevos, diferentes y de gran despliegue… te va a tocar pagarlo.

[Imagen de portada Stock Catalog/Flickr]