Esta ballena ha hecho ganar a un niño 340.000 euros

340.000 euros en cosa de dos meses. Esa es la cantidad que ha conseguido ganar un niño británico de 12 años con la venta de un NFT durante este verano. Benyamin Ahmed, que es como se llama nuestro pequeño genio, ideó una colección de ballenas digitales que se han vendido como rosquillas. Sí, por internet. Y como token no fungible, o lo que es lo mismo, sin ser nada físico. Esta es su historia.

Los NFT, a la orden del día

Si eres de los que aún no saben qué es un NFT, te lo explicaremos rápidamente. Tras estas siglas se esconde el concepto de Non Fungible Token (Token No Fungible en español), o lo que es lo mismo, algo no físico, por lo general de tipo digital, que representa algo único y no replicable.

NFT

Digamos que es una especie de tesoro o reliquia, que no puedes tener físicamente en tus manos y cuyo valor es muy variable, pero siempre mantiene una característica constante: es original y genuino, contando con una certificación digital que garantiza su autenticidad. No hay nadie en el mundo que tenga otro igual.

Las ballenas extrañas, a lo Minecraft, de Ben

Benyamin Ahmed, un niño de 12 años de Reino Unido con inusuales conocimientos en programación, es el responsable de las Weird Whales (traducido como Ballenas extrañas), unos NFT de este animal marino que se han vendido como rosquillas hasta tal punto que han generado al menor unas ganancias de 290 libras esterlinas (que vienen a ser unos 340.000 euros según la divisa actual).

Ben tuvo la idea de crear una colección de imágenes digitales de ballenas con estilo pixelado y vender cada unidad como token no fungibles. Un hilo en Twitter, un vídeo en su canal de YouTube y una página en LinkedIn le bastaron para dar a conocer su creación, que se hiciera viral y que la gente empezara a interesarse por la obra, no dudando en comprarla.

Ballenas NFT

En total, creó 3.400 ballenas pixeladas (y animadas), contando cada una de ellas con algún detalles especial como un gorro, una pipa de fumar o una combinación de color diferente. Aún así, cuesta creer que algo tan simple haya suscitado tanto interés y reportado semejante cantidad de dinero al pequeño Ben. ¿Dónde está el truco?

Ballenas NFT

Según el padre de Ben, el éxito de las Weird Whales reside en el hecho de que hayan sido creadas por un niño de solo 12 años: «La gente considera el arte como algo secundario […] Imagínate cuando apareció la imprenta, si hubieras podido hacerte con un libro original, escrito por un niño de 12 años, que se volvió viral. Puedes imaginar cómo eso acumularía valor con el tiempo debido a la importancia histórica».

Ballenas NFT

Benyamin sigue muy activo en redes sociales, especialmente en su cuenta de Twitter, donde comparte las entrevistas que está concediendo a raíz de esta hazaña, además de información sobre criptomonedas y nuevos vídeos que sube a su canal, en los que continúa tratando temas de programación. Te dejamos su cuenta en este enlace por si quieres empezar a seguirlo.