El nuevo parque temático de Star Wars tiene un problema: los visitantes están robando de todo

El nuevo parque temático de Star Wars, inaugurado hace apenas un mes, ya está sufriendo sus primeros problemas y nada tienen que ver con malas críticas o una falta de afluencia. Por contra, el asunto reside en la poca consideración de sus visitantes, que ni cortos ni perezosos, están robando material para revenderlo después por internet. Lo que estás leyendo.

Galaxy’s Edge: la nueva búsqueda más repetida en eBay

Como seguramente ya sabrás, a finales del mes de mayo se inauguró Star Wars Galaxay’s Edge, la nueva zona temática dentro del parque Disneyland de Orlando (Florida, Estados Unidos). Ni qué decir tiene que la celebración de su apertura fue por todo lo alto, con la presencia de algunos de los actores protagonistas de la saga, como Mark Hamill (Luke Skywalker) o Harrison Ford (Han Solo), y hasta con la asistencia del mismísimo creador de toda esta historia, el director George Lucas.

Y es que la ocasión bien que lo merecía: se trata del primer parque temático sobre la Guerra de las Galaxias, un espacio muy esperado por muchos fans y que seguro que atraería a una gran legión de seguidores de todo el mundo. Un mes más tarde, el balance en ese sentido está siendo bastante positivo, sin embargo, no lo está resultando tanto al actitud de estos visitantes. ¿La razón? Que se están dedicando a robar cosas del parque para después venderlas por eBay.

Así lo descubren en The OCR, donde apuntan que si se hace una rápida búsqueda en eBay.com con el término “Galaxay’s Edge” no te vas solo teléfonos de Samsung; además vas a toparte con una buena cantidad de productos del parque de atracciones que, evidentemente, no deberían haber sido sacados nunca de allí. Desde tazas a la carta del menú de la cantina que hay para comer en el parque, pasando por una chapa identificativa que recibes al entrar en la atracción Millennium Falcon: Smugglers Run y que debes devolver una vez sales de ella. También hay mapas del parque temático (a 6 dólares), posavasos -que tienen en la parte trasera cosas escrutas en Aurebesh y que se venden en eBay a 10 dólares- y hasta tenedores (a nada menos que 80 dólares, ojo con el precio del cubierto).

Mapa Star Wars

Es cierto que conservar el mapa que te regalan en un parque temático puede ser totalmente lícito -aunque luego decidas venderlo; eso ya es cosa de cada uno-, pero llevarse parte de la vajilla de un restaurante, sin lugar a dudas, cruza la línea de lo que se considera robar y supone una acción reprochable.

Muy probablemente este problema termine obligando al parque a tomar medidas preventivas que pasen por limitar algunos de sus productos (en lugar de dar mapas en la mano a los visitantes, es probable que opten por colocar paneles informativos en postes por la zona). La presencia de seguridad de hecho ya ha aumentado, según se apunta, aunque Disneyland no ha querido hacer ningún comentario sobre lo que está sucediendo -al menos de momento.

 

[Gracias por el aviso, Pastor]