Los peligros del Artículo 13 de la UE se reflejan en el útlimo vídeo de Banksy

Los peligros del Artículo 13 de la UE se reflejan en el útlimo vídeo de Banksy

Escrito por Carlos Martínez

El pasado mes de octubre al famoso artista británico Banksy orquestó una performance muy peculiar que será recordada durante mucho tiempo. El artista sin identidad preparó un cuadro de una de sus obras para que fuera subastado en la casa de subastas Sotheby’s, con la sorpresa de que en el interior del marco había escondido una trituradora que se encargó de destruir el lienzo una vez que la subasta se completó (recordemos que alcanzó los 1,04 millones de libras).

El suceso no tardó en aparecer por las redes, llegando incluso a aparecer vídeos del momento en el que el cuadro comenzaba a autodestruirse por arte de magia. Dejando a un lado si la acción estuvo bien o no (la persona que pujó por la obra siguió adelante con su oferta tras lo sucedido), otro tema bastante interesante que nos llega hoy está relacionado con el canal de YouTube de Banksy.

Retirado por infracción del Copyright

Banksy video borrado YouTube

Imagina que grabas un vídeo con tu cámara, lo subes a YouTube y se hace viral. Pero hay alguien con mayor poder de influencia que utiliza tu vídeo, algo que se te vuelve en contra, traduciéndose en la retirada de tu vídeo (el original) por infracción del copyright. Vaya locura, ¿no? Pues eso es justo lo que le ha pasado a Banksy. El artista tiene un canal de YouTube bastante abandonado que actualiza exclusivamente cuando tiene algo que decir. En el caso de la subasta saboteada estaba claro que iba a dar sus frutos, y así fue, ya que el canal publicó una grabación en la que se veía todo el proceso de diseño y creación del famoso cuadro destructor.

El vídeo obviamente fue compartido infinitamente, y en Canal+ Francia decidieron usarlo para sus emisiones, subiéndolo también a su canal. Y ahí es donde nace el problema, ya que el algoritmo de copyright de YouTube ha dado un falso positivo, creyendo que el vídeo original de Banksy era una copia del de Canal Plus Francia. ¿El resultado? El vídeo de su creador ya no está disponible, y al intentar reproducirlo un bonito mensaje de “este vídeo contiene contenido de Canal Plus, quien lo ha bloqueado por derechos de copyright”.

El error ha sido descubierto por un youtuber, que no ha tardado en denunciar el caso y en mandar una reprimenda a Canal Plus, por contar con semejante privilegio a la hora de identificar su vídeos.

El Artículo 13 y sus peligros

Youtube articulo 13

Teniendo en cuenta la repercusión que tuvo el vídeo y lo fácil que es demostrar lo evidente, puede que la solución no tarde en aparecer demasiado, aunque los métodos de control de YouTube queden bastante en evidencia. Pero lo verdaderamente interesante del asunto es que este caso nos sirve para hacernos una idea de lo que puede suponer el Artículo 13 en práctica.

Como seguro te habrás enterado, en la UE han presentado un primer borrador que pretende modificar la Ley del Copyright. Hasta ahora, las demandas por infracción de contenido debían de recaer sobre los usuarios que subían los contenidos, algo obviamente bastante complicado de controlar teniendo en cuenta la cantidad de información y usuarios que circulan por internet. Debido a este caos, la Unión Europea quiere facilitar el proceso de denuncias, así que pretender modificar la ley apuntando directamente a los servicios que alojan los contenidos ilegales.

Dicho esto, hasta ahora, si alguien subía un contenido que violaba el copyright de alguna compañía, había que esperar hasta que YouTube se hiciera cargo del caso, algo que normalmente sólo ocurría si el vídeo comenzaba a generar bastantes visitas (llamaba la atención) o si su rastreador encontraba alguna coincidencia. En caso de que YouTube (o cualquier otro servicio similar) no se percatara de la infracción, el vídeo seguía publicado sin problemas, a la espera de un toque de atención de sus verdaderos creadores. Esta pasividad o falta de responsabilidad (una dura carga de trabajo para YouTube, todo hay que decirlo) se debe simplemente a que la actual ley obliga a demandar directamente al usuario que subió el contenido, y es ahí donde radica el problema, porque, ¿quién demonios es PinkyVideos456?

Con este panorama, la Unión Europea plantea una nueva manera de poner freno al problema, y para ello quiere colocar la pelota en el tejado de los servicios de contenidos. Si un vídeo ilegal se publica en YouTube, el problema y la demanda es para YouTube, que es quien debe de velar por la legalidad de los contenidos de sus usuarios.

Una Inteligencia Artificial no tan inteligente

Y es ahí donde radica el problema que vemos perfectamente en el caso de Banksy. El rastreador automático de YouTube pensó que el vídeo del artista era una copia ilegal de Canal Plus Francia, cuando es precisamente lo contrario. ¿Qué crees que pasará con los usuarios de a pie del servicio? ¿Cuántos vídeos serán marcados erróneamente si YouTube debe de asegurarse de no recibir ninguna demanda por infracción del Copyright?

Como seguro habrás visto, el servicio de Google se está llenando de vídeos sobre esta temática. “El Artículo 13”. Los creadores de contenidos temen por sus propios canales, ya que sus creaciones estarán bastante limitadas (no podrás ni comentar un tráiler de una película) y como es de esperar, sus visitas bajarán considerablemente, y con ellas sus ingresos.

¿Qué sería de internet sin memes? ¿Y sin parodias de otros vídeos?