Problemas en el paraíso: quieren evitar que Dune se estrene en HBO Max

El notición de Warner Bros de la semana pasada, con el que anunciaba que todas sus grandes cintas se estrenarán simultáneamente en cines y en HBO Max, no ha sido bien recibido en todos los sectores de la industria. Como imaginarás, muchos ven peligrar su negocio ante este cambio de planes, hasta tal punto que alguna compañía ya está pensando en denunciar a Warner para proteger sus intereses con ciertas películas. ¿Entre ellas? La esperadísima Dune, cuyo estreno en streaming quieren evitar a toda costa.

Una decisión sin precedentes

La bomba fue mayúscula la semana pasada. En un giro de planes radical, Warner Bros decidió anunciar que todas sus películas del 2021 seguirán un nuevo plan de estrenos que pasa por lanzarse a la vez en los cines y en su plataforma de contenidos HBO Max.

Ya íbamos a vivir una tentativa este mes de diciembre con Wonder Woman 1984 (que seguirá justo este procedimiento), pero muchos creían que se trataba de algo puntual y experimental, del mismo modo que lo ha sido Mulán en Disney+. Nada más lejos de la realidad.

Wonder Woman 1984

El nuevo rumbo de la gigante de la industria cinematográfica para por estrenar simultáneamente todas sus películas preparadas para 2021 en cines y vía streaming, con la salvedad de que en la plataforma de contenidos solo estarán disponibles un mes, tras lo cual serán retiradas (mientras siguen en los cines).

Esto ha hecho que muchos sectores se lleven las manos a la cabeza, empezando por los propios distribuidores y responsables de las proyecciones en las salas de cine, que tras un año para el olvido, ven como esto no hace más que poner nuevas piedras en el camino para su recuperación económica.

Aún con ello, hay una empresa que se ha tomado las cosas más seriamente e incluso está considerando emprender acciones legales contra Warner Bros para evitar que al menos dos de las películas anunciadas bajo este nuevo modo de distribución se salten HBO Max.

Dune y Godzilla vs. Kong, en el punto de mira

Legendary Entertainment es la compañía que podría llevar las cosas un poco más lejos dentro de este gran revuelto. Por si no la conoces, se trata de una empresa estadounidense de producción cinematográfica con un sinfín de grandes cintas a sus espaldas (desde Inception a John Wick, pasando por Inception, El hombre de acero o Interstellar).

La firma ha puesto una buena cantidad de dinero (la cantidad podría ser de hasta el 75% del presupuesto de producción) en dos películas que entran dentro del nuevo plan de lanzamientos de Warner Bros, Dune y Godzilla vs. Kong, y claro, no está dispuesta a perder los números que ya tendría calculados con el estreno en las salas de cine.

Dune trailer

La información no ha sido confirmada directamente por Legendary sino que ha sido filtrada en Deadline, donde apuntan que la empresa ya ha mandado varios documentos legales a Warner Bros informándole sobre su desacuerdo sobre estas dos películas. La productora no habría tenido constancia alguna tan siquiera de que las películas iban a formar parte del plan de HBO Max, por lo que todo esto le ha cogido por sorpresa. Y no de las buenas, precisamente.

Habrá que ver cómo acaba toda esta historia. Está claro que el 2021 seguirá siendo un año negro para el cine dado que la pandemia aún está lejos de llegar a su fin y Warner Bros no puede seguir retrasando sus cintas eternamente. Por otro lado, si Legendary ha decidido tomar una decisión así podría ser porque tiene la certeza (o al menos la esperanza) de llevar la razón en prohibir su lanzamiento en HBO Max. Veremos cómo acaba esto.