Este será el aspecto que tendrá el planeta dentro de 9 años: nos comen los satélites

Una nueva carrera espacial está comenzando a tomar forma de manera bastante alarmante. Nos referimos a los miles de satélites de comunicaciones que muchas empresas privadas planean lanzar a la órbita de la Tierra en los próximos años. Unos lanzamientos que de primeras podrían sonar insignificantes, pero que, puestos en perspectiva, dan más miedo de lo que podrías imaginar.

Conectar el mundo a cualquier precio

satelite

La idea de muchas empresas como SpaceX, Amazon y OneWeb es la de lanzar al espacio una gran cantidad de satélites que permitan crear una red en malla que rodee la Tierra para disfrutar así que comunicaciones de alta velocidad. Los planes pasan por que estas redes estén funcionando a toda máquina en unos 10 años, por lo que no tendríamos que esperar demasiado para ver esta nueva estructura de comunicación a nivel global.

Sabiendo que esto permitirá tener comunicaciones en cada rincón del mundo sin límites, ¿qué hay de malo en desplegar una red global que permita estar en comunicación con cualquier parte del mundo de manera instantánea? La culpa la tiene un número: 57.000.

Ese será el número de satélites que se tiene previsto tener en órbita para el próximo 2029. Teniendo en cuenta que estamos en pleno 2020, ese 2029 no debería de sonarte a estas alturas demasiado lejano ni futurista (sí, lo sigue pareciendo), por lo que el despliegue es inminente. Para que te hagas una idea, 57.000 satélites es 25 veces el número de aeronaves espaciales que se encuentran orbitando actualmente la Tierra, pero si quieres algo que te haga ver la cosas con total claridad, será mejor que eches un ojo a la siguiente representación en vídeo.

Un desguace espacial

El vídeo fue presentado por Dan Oltrogge en la 23ª Conferencia anual de transporte espacial comercial de la Administración Federal de Aviación, con la idea de concienciar el problema que se nos podría venir encima. Dos días antes de la presentación, dos satélites estuvieron a punto de colisionar en el espacio por un error, algo que podría haber provocado miles de escombros espaciales.

Según Kevin O`Connell, director de la Oficina de Comercio Espacial, este tipo de fallos e imprevistos ocurren con determinada frecuencia, por lo que el vídeo de Oltrogge no hace más que avisarnos de lo que podríamos tener dentro de unos años.

Son muchos, pero la situación está bajo control

Para que te hagas una idea, SpaceX tiene planeado lanzar 12.000 satélites con su programa StarLink, a lo que habría que sumar otros miles de OneWeb, Iridum y el proyecto Kuiper de Amazon. Esto elevaría el número de satélites de manera masiva, sin embargo, parece que no todo está perdido.

El propio Oltrogge asegura que en la órbita de la Tierra hay sitio para muchos satélites, y lo más interesante es que se están desarrollando modelos que permiten su desintegración cuando dejen de servir, por lo que el número disminuiría y no se acumularían en forma de basura espacial.

No cabe duda de que el reto de administrar el espacio existe, así que los próximos años serán cruciales para determinar