¡Tudum! ¿De dónde viene el sonido de la intro de Netflix?

La plataforma de streaming Netflix es famosa en todo el mundo. Además de sus fantásticas series y su magnífica función «Omitir Introducción» –que nos ahorra algo de tiempo cuando estamos haciendo una maratón de series–, también tiene una intro corta y al grano. Esta intro, de tan solo 3 segundos de duración, ha intrigado durante años a internautas intentando descubrir su origen. Se la ha descrito como el sonido de una pelota de baloncesto al dar en el tablero y rebotar en el aro. Otros han supuesto que venía de algún episodio producido por Netflix pero, ¿quién tiene razón?

¿Qué es exactamente el sonido de la intro de Netflix?

El sonido tan característico de Netflix se creó expresamente para la intro. Todd Yellin, vicepresidente de gestión de producto de Netflix, lideró el proceso de creación de lo que ellos llaman “el ta-dum.

Lo creó el afamado editor de sonido Lon Bender, que trabajó en películas de culto como Braveheart y The Revenant. Aunque lo mezcló posteriormente con otros, el sonido proviene de su mano ­­­–en concreto, de su alianza de boda– golpeando el lateral de la mesilla de noche del dormitorio de su casa.

Entonces, ¿no proviene de House of Cards?

La leyenda urbana dice que el sonido de Netflix proviene de la primera serie que produjo en exclusiva la plataforma, House of Cards. Aunque es un sonido muy parecido al que el personaje de Frank Underwood (Kevin Spacey) hace con su anillo cada vez que se levanta de una mesa, el audio no está tomado de ningún episodio.

Al contrario, se introduce en la última escena del episodio final S02E13. Se trata de uno de los planos más icónicos de la serie, donde el protagonista admira el escritorio presidencial con reverencia unos segundos, antes de volver a las andadas maltratando el mobiliario (y lo que no es el mobiliario) de todo lo que encuentre a su paso.

Otras versiones de la intro de Netflix

Sí, hay otras versiones. Los más veteranos de la plataforma recordarán sus series favoritas con una animación de fondo blanco y el nombre de Netflix completo. Esta intro se creó en el año 2013 y ya llevaba el audio que comentamos:

En febrero de 2019 se cambió por una animación en negro, con solo la inicial N que se dispersa para crear una explosión de barras de luz en una variedad cromática.

Y finalmente, en agosto de 2020, Netflix anunció que había reclutado al compositor de culto Hans Zimmer para que creara una versión para cines. Este alargó la intro de tres a dieciséis segundos y le dio su toque de rey Midas, manteniendo muy sutilmente el sonido original.

Hans Zimmer ya había trabajado anteriormente con Netflix. Es el autor de la canción principal de The Crown, que suena durante el opening de cada episodio. La música regia e intrigante, junto con los efectos especiales que crean la corona, hacen que sea una de las muchas series de Netflix en las que nunca le damos al botón de «Omitir Introducción».

¡Sé el primero en comentar!