LEGO + ASMR: Despiezar un salmón nunca fue tan placentero

LEGO + ASMR: Despiezar un salmón nunca fue tan placentero

Daniel Marín

Hace unos cuantos años, un corto de animación stop-motion sobre un chef haciendo guacamole se hizo viral e incluso estuvo nominado a varios premios importantes. El vídeo, de apenas minuto y medio inspiró a muchos artistas, que se dieron cuenta de que trabajos así están realmente bien valorados por parte del público. La última locura en el mundo del stop motion es un chef preparando salmón paso a paso y con piezas de LEGO. Si disfrutabas viendo Pingu, no te puedes perder esto.

Stop motion y muchas piezas LEGO para un salmón 1:1

I Like Home es un experto en animación stop motion. Su canal de YouTube cuenta con aproximadamente doscientos mil suscriptores, y desde hace algo más de un año sube vídeos a la plataforma «cocinando» con piezas de LEGO. Ha hecho tortillas, brochetas, queso derretido e incluso una fuente de chocolate. Todo, obviamente, con movimiento, es decir, realizando miles de fotografías y modificaciones en sus modelos para crear la ilusión del movimiento a base de crear fotogramas.

Su última genialidad tiene ya más de cuatro millones de reproducciones. En el vídeo vemos a un chef que saca de una nevera portátil un salmón —que obviamente, está hecho a escala 1:1 y tiene un tamaño enorme— y comienza a cocinar con él. Primero de todo, realiza la parte desagradable, que es acabar con la vida del pobre animal, pues hasta ese momento, el pobre bicho estaba vivito y coleando.

A continuación, lo trocea y lo abre por la mitad con la misma habilidad que un chef profesional, mostrando el interior de la figura de LEGO, que está extremadamente bien trabajada. Con ayuda de un cuchillo, simula que limpia las escamas de la piel del animal y accede a la raspa. Todo el proceso está acompañado de una serie de sonidos tipo ASMR, que se completan también con el «trigger visual» que es ya la animación de por sí.

Finalmente, nuestro chef de LEGO emplata su creación haciendo pequeñas láminas de LEGO con el lomo del salmón, y coloca las tiras de sashimi sobre un bol de arroz. Encima coloca las tiras de forma circular junto a un poquito de wasabi y unas pequeñas huevas de salmón para decorar el plato, que entra por los ojos, aunque sea todo de plástico. Por último, se sienta a la mesa, se sirve un poco de salsa de soja y se come su fantástica creación junto a un té helado.

Según el artista, para realizar los 3 minutos de vídeo, ha necesitado realizar más de 3.000 fotografías. Pero lo peor no es eso, sino que ha tardado aproximadamente un mes en realizar el pequeño corto, y si sumamos las partes que ha descartado, el creador dice haber realizado en total más de 10.000 fotos para realizar este stop motion. El resultado es simplemente espectacular, y si os ha gustado esta animación, os invitamos a que visitéis su canal, porque tiene muchos más vídeos igual de relajantes que merecen la pena ser vistos por la cantidad de esfuerzo que supone crearlos y la originalidad que derrochan.