Studio Ghibli abandona la animación tradicional, ¿por qué?

Studio Ghibli abandona la animación tradicional, ¿por qué?

Pedro Santamaría

La próxima película de Studio Ghibli va a romper esquemas y puede que eso no guste a los más puristas y fans arraigados de sus películas. Y es que Aya and the Witch, la próxima película que estrenará a final de año, dejará atrás las clásicas técnicas de animación artesanal para abrazar otras más modernas. ¿Por qué hacen esto?

Studio Ghibli y el salto a la animación 3D

Studio Ghibli animacion japonesa

Las películas de Studio Ghibli y Hayao Miyazaki en particular han destacado siempre por su animación, un estilo prácticamente inconfundible que implica un proceso totalmente artesanal. Ese ha sido siempre, junto a cómo se cuidan los detalles y realiza todo el proceso creativo, el motivo por el cual la producción de cada una de sus películas ha llevado tanto tiempo. Porque cada uno de sus fotogramas se dibuja a mano, lo que por otro lado permite lograr ese aspecto tan diferencial con respecto a cualquier otro estudio de animación.

Pues la próxima película del estudio de animación japonés romperá moldes, o mejor dicho, romperá con el uso de esa técnica que durante años ha marcado el estilo de sus producciones. Tal y como han publicado en Variety, esta será la primera cinta producida usando animación por ordenador al cien por cien. Y claro, esa es una noticia que no deja indiferente a los fans. Pero tranquilo, porque esto no significa que vayan a dar el salto a un nuevo estilo y olviden todo lo anterior.

Como ya sabrás, Hayao Miyazaki sigue trabajando en la que será su película más ambiciosa y que se estrenará si todo va bien en 2023. Esa sí sigue con todo ese proceso artesanal y es el motivo por el que tras varos meses de trabajo apenas se lleven producidos unos treinta minutos de metraje. Sin embargo, Aya and the Witch es una producción en la que es su hijo Goro Miyazaki quien realmente está al cargo.

¿Significa esto que habrá un cambio de estilos? No debería, aunque todo siempre es posible. El motivo por el que parece que se ha usado esta técnica no es otro que cumplir con los plazos y ahorrar costes. Además, es una técnica que ya se usó en alguna que otra película. Es cierto que nunca con tanto peso como ahora, pero ya hubo unos primeros coqueteos.

Studio Ghibli pierde su esencia

Los más críticos con el estudio no han tardado en comentar que con este cambio o salto entre técnicas de animación el Studio Ghibli pierde toda su esencia. Es cierto, si lo miramos desde el punto de vista técnico, son procesos tan diferentes que lógicamente no se podrían valorar por igual a nivel de ejecución. Porque no es lo mismo dibujar fotograma a fotograma una película entera que usa herramientas digitales que permiten ir mucho más rápidos.

No obstante, para los artistas tampoco sería justo, porque más allá de la herramienta el valor real lo aporta la visión de quien dirige el proyecto, quien crea la historia, quien la anima. Así que puede que la técnica cambie, tal vez sólo en esta película o poco a poco sea algo que progresivamente se use más, pero si el estudio mantiene esa capacidad de contar historias la esencia también se mantendrá intacta.

De todos modos, antes de sentirse o no traicionados, habrá que esperar a ver el resultado y qué significa de cara al futuro de Studio Ghibli.