Lady Trieu aparece en un cuarto episodio de Watchmen no exento de polémica

Watchmen continúa avanzando con su particular historia y nos plantea un cuarto episodio con nuevos personajes, historias (o medio historias, mejor dicho) que desconocíamos y con alguna que otra polémica incluida. Es el momento de que repasemos todo con calma. Adelante.

Aviso: este artículo contine spoilers sobre el cuarto episodio de la temporada 1 de Watchmen. Léelo bajo tu responsabilidad.

Watchmen 1×04: If You Don’t Like My Story, Write Your Own

La serie creada por Damon Lindelof titula su cuarto capítulo con la expresión «si no te gusta mi historia, escribe la tuya» y en cierta manera se trata de una frase muy premonitoria de lo que se descubre en el episodio: historias, de nuevos personajes, de otros que ya conocemos, pero a fin de cuentas relatos importantes de las vidas de los protagonistas, que no dudamos que tendrán trascendencia en los próximos cinco capítulos que quedan de la temporada.

Empezamos, cómo no, con el plato fuerte: la aparición de Lady Trieu. Esta mujer de familia vietnamita se presenta en escena haciendo un terrible chantaje emocional a una familia que ya nos deja ver que de escrúpulos anda mas bien escasa. También descubrirnos su enorme poder, económico y científico, siendo capaz de concebir artificialmente un bebé a partir de una pareja infértil, por no hablar del la poderosa compañía que parece tener montada en la que construye la próxima «primera maravilla del nuevo mundo».

Watchmen 1x04

Lady Trieu es tremendamente misteriosa. Sabemos que su familia es de Vietnam, que tiene una hija (que, por cierto, duerme por las noches conectada a algo y tiene pesadillas que podrían ser recurrentes) y que admira enormemente a Adrian Veidt, alias Ozymandias, hasta el punto de tener una estatua suya en tu empresa/casa.

También que es dueña del dron gigantesco que se llevó el coche de Angela Abar con su abuelo dentro, quien, sorpresa, no solo no necesita ya silla de ruedas; trama algo con Trieu que ocurrirá «dentro de tres días».

Watchmen 1x04

También este capítulo sirve para conocer un poco mejor la vida del Detective Wade Tillman a.k.a Looking Glass. El policía enmascarado vive en una especie de búnker, completamente asilado del mundo y está convencido que el jefe Judd Crawford escondía de algo. Por ello no duda en guardar el traje de Ku Klux Klan de este y ayudar a Angela, de la que descubrimos que no es tan ingenia respecto a Crawford como pensábamos y también se huele algo.

Y hablando de Angela, también tenemos novedades. Para empezar comprobamos que ya se muestra más colaborativa con Laurie Brake (no le queda otra). Sabemos, además, que guarda sentimientos encontrados respecto a su abuelo, y que a su marido, Cal, lo conoció en Vietnam -qué casualidad que Lady Trieu sea de allí, ¿verdad? Posdata: ehhh, no– en extrañas circunstancias.

Cal por cierto protagoniza una escena bastante llamativa casi al principio del capítulo que no deja de demostrar el sello tan personal de Damon Lindelof. Me refiero al momento en el que habla con sus hijas y les dice que el cielo no existe. Lindelof siempre ha tratado el tema de la muerte y la creencia divina en sus series (Lost, The Leftovers) y aquí vuelve a plantear un dilema que divide de manera casi visceral a la humanidad.

Watchmen 1x04

En cuanto al particular Adrian Veidt, ahora todo está más claro que nunca: nuestro Oxymandias lleva cuatro años encerrado en ese particular retiro y lo que está tramando es cómo escapar de allí. Para ello utiliza, como sabes, clones del Sr. Phillips y la Sra. Cropckshanks con los que realiza experimentos de todo tipo. ¿Y de dónde salen estos? Pues del fondo de un lago. En un momento dado vemos cómo Veidt saca del agua unas especies de ánforas o cestas en las que se guardan fetos de bebés. Tras descartar algunos, elige a dos que deposita en una máquina en la que en pocos minutos son convertidos en adultos. El realismo de los fetos es sorprendente y puede llegar a resultar hasta incómodo para algunas personas.

De hecho las escenas no han pasado desapercibidas en redes sociales, donde ha generado cierta polémica por el «mal rollo» que dan y la crudeza que pueden transmitir las imágenes, demasiado reales e incómodas para algunos. Cuestión de gustos… y estómagos.

Nuevas preguntas y observaciones que quedan en el aire:

  • ¿Quién demonios es el hombre enmascarado que se embadurna de vaselina para colarse por una alcantarilla cuando Angela lo persigue?
  • ¿Por qué Lady Trieu quiere comprar la casa de la humilde familia Clark?
  • La pareja con la que Trieu trata al inicio del capítulo, como apuntamos, se llama de apellido Clark, tiene una granja y no puede tener hijos. Sin embargo, Trieu aparece con un bebé para que lo adopten ya mientras en el exterior una especie de meteorito cae desde el cielo. ¿A alguien más le ha sonado a guiño a Superman?
  • ¿Fue Will, el abuelo de Angela, un vigilante?

Y para cerrar, el avance del próximo capítulo. Entramos en el ecuador de la temporada y esto no hace más que complicarse: