¿Se están convirtiendo los NFT de Willyrex en scam?

Hace poco más de un mes, WillyRex lanzó por fin su nuevo negocio de NFTs. Lo había intentado a principios de año, y canceló el proyecto al ver que medio mundo se le echaba encima. Hoy por hoy, sabemos que postergar el lanzamiento no ha servido de nada, y es que el youtuber no para de ser criticado por su nuevo proyecto. Su última jugada ha sido comenzar a comprarse sus propios NFT, y la cosa comienza a ponerse fea, pues ya son muchos los que no solo han comenzado a cancelarlo, sino que se refieren a él directamente con el calificativo de estafador.

Suma y sigue: la polémica de WillyRex y los NFT da para largo

auto compras nft willyrex

Hace menos de un mes publicábamos en este mismo medio el nuevo negocio de WillyRex. Un lanzamiento de una serie de productos NFT artísticos distribuidos por Mito Gallery (mito.io), un marketplace ubicado en la blockchain de Polygon.

En ese momento, ya muchos usuarios le acusaban de estafador, especialmente youtubers como el polémico Dalas Review, que ya le dio caña en marzo, y que aprovechó el lanzamiento oficial para seguir echando más leña al fuego. Con un poco más de tacto, el youtuber BaityBait subió un vídeo en el que explicaba punto por punto por qué según su punto de vista, los NFT eran un timo y para nada «el futuro de los videojuegos». No lo hizo con intención de atacar a Willy directamente, pero sirvió en cierta medida para que muchos usuarios abrieran los ojos.

Por nuestra parte, en dicho momento fuimos muy cautelosos. Dijimos que WillyRex se había equivocado de público y que había utilizado mal su influencia para vender sus productos NFT. También destacamos su crisis comunicativa, y hoy, casi un mes más tarde, podemos corroborar no nos equivocamos en aquel momento, puesto que su credibilidad va cuesta abajo y sin frenos.

WillyRex «aprovecha el bug» y se compra sus propios NFT

El fenómeno controvertido de WillyRex y los NFT esta semana se ha producido cuando el madrileño ha comenzado a publicar tuits anunciando las compras de sus propios NFT. Según él, a precio de ganga. Y esta práctica tiene un historial muy oscuro. Las «autocompras» suelen ser un factor clave en los fraudes, pues sirven básicamente para inflar precios. La práctica lleva años existiendo en el mercado del arte (especialmente en el área del polémico arte moderno) y está presente en casi todas las maniobras de especulación que acaban en pufo.

Curiosamente, el fenómeno de la «autocompra» ya fue algo que anunció BaityBait en su vídeo hace ya un mes. El chico es políticamente incorrecto, pero igualmente os vamos a dejar el vídeo, porque consideramos que explica muy bien el panorama actual de los NFT. En su caso, desde la óptica de los videojuegos.

¿Qué debería hacer WillyRex?

Ya en su momento decíamos que no tenía sentido que una persona como WillyRex, con millones de seguidores y la vida resuelta, tuviera la necesidad de estafar a su público de menores de edad. Un mes más tarde, su credibilidad está aún más en entredicho. Cada vez son más usuarios los que le sacan los colores y el creador de contenido cada día está más contra las cuerdas.

Sin embargo, parece no estar convencido de estar estafando a nadie. Y es que existe una remota posibilidad de que crea firmemente en su proyecto. Ahora, si me permiten, voy a hacer un último inciso y la recomendación que yo, Daniel Marín (redactor de estas líneas y graduado en Publicidad y Relaciones Públicas), daría a WillyRex. Y no es otra que se ponga en manos de un gabinete de Comunicación y Relaciones Públicas.

Si Guillermo Díaz realmente piensa que su negocio es lícito y puede dormir plácidamente por las noches con la mente tranquila, entonces debe ponerse en manos de un equipo de expertos en comunicación que le ayuden a identificar en qué se está equivocando y cómo puede canalizar esta crisis. De lo contrario, es posible que su negocio le acabe llevando a los tribunales.

¡Sé el primero en comentar!