El principal rival de Alexa: ¿Siri, Google Assistant o es otro?

Alexa, el asistente de voz de Amazon, no es el único que existe como ya sabes. Propuestas como las de Apple o Google llevan años poniéndoselo difícil, pero puede que el gran rival no sea ni Siri ni Google Assistant. Así que, hagamos un repaso a todo esto del uso de la voz como método de control y hablemos de experiencias, soportes y el peor rival de Alexa.

Alexa, el asistente de voz más conocido

De Alexa podríamos decir que se trata del asistente de voz más popular de entre todos los que hay. Un producto que nació inspirado por la voz a bordo de la nave de Star Trek y la propia biblioteca de Alejandría, por todo el conocimiento que esconde, y que poco a poco se ha logrado meter en millones de hogares alrededor de todo el mundo.

Sin embargo, su popularidad no implica que todo el mundo apueste por él. Hay otras propuestas como las de Google o Apple que plantan cara. Y eso que hacerse con un producto compatible, como los Amazon Echo, es muy fácil por las agresivas ofertas que lanza la compañía durante días como el Prime Day o Black Friday que sitúan los precios casi por lo suelos.

Aún así las ventajas de Alexa están claras. Ofrece compatibilidad con un gran número de dispositivos de todos los tipos y precios. También la posibilidad de usar un lenguaje más natural y menos robótico a nivel de estructura para que te entienda, integración con multitud de servicios, posibilidad de controlar la reproducción de la música con la voz y una facilidad de configuración de rutinas y varios dispositivos a la vez gracias a sus skills entre otros aspectos más.

Por todo esto es por lo que Alexa de Amazon resulta tan eficiente y bien valorado. Porque no limita tanto como Siri por su exclusividad en productos Apple y es más ágil que Google Assistant para el control del hogar conectado.

Google Assistant es más inteligente

Google Assistant podría ser el gran rival de Alexa si en temas de control de dispositivos conectados fuese más eficaz. No es que sea malo, ofrece multitud de opciones y la integración en el sistema operativo más usado en la actualidad (Android) le da ventajas. Pero aún siendo más inteligente a la hora de responder determinadas cuestiones, no es tan aguda para la domótica.

Ese es el principal hándicap de Assistant, porque el número de dispositivos compatibles es muy amplio también. Aunque los usuarios de iOS y otros sistemas de Apple prefieren apostar por Alexa antes que por la opción de Google. Y eso también cuenta de cara a su expansión.

Siri, el asistente de Apple

Por último está Siri, el asistente de voz de Apple se creó en 2007, pero no fue la propia compañía sino Dag Kittlaus. Este fue el verdadero padre de Siri, el responsable de darle vida y de llamar tanto la atención de Apple cuando llegó a la App Store que la compañía de Cupertino acabó comprándolo por 200 millones de dólares.

Desde entonces Apple ha ido trabajando en él, pero nunca no la determinación y recursos necesarios. A día de hoy en dispositivos recientes como los iPhone 13 y su chip Apple A15 Bionic ha mejorado al realizar muchas peticiones en local y no a través de servidores, pero tiene algunas carencias o limitaciones que le frenan.

La más importante es que sólo se puede usar en productos de Apple. Es decir, el iPhone, iPad, Apple TV, Mac y HomePod son los únicos con integración con Siri. Eso está bien si decides apostar también por HomeKit, pero si alguien de la familia tiene un terminal Android… ¿qué hace?

Pues exacto, la solución es recurrir a otro asistente y ahí es donde Alexa se aprovecha como solución más neutral. Además, Siri da soporte para un menor número de dispositivos al requerir compatibilidad con HomeKit. Veremos si efectivamente con la llegada de Matter todo esto cambia.

Alexa vs Siri vs Google Assistant, ¿cuál es mejor?

No es fácil responder a esta pregunta, porque depende mucho del tipo de uso que le da cada uno. Si nos limitamos al uso del hogar conectado Alexa es mucho más eficiente, fácil de gestionar y con múltiples opciones a la hora de instalar nuevas skills (habilidades) o rutinas.

Sin embargo, en temas de privacidad gana Siri sin duda. Mientras, en cuestiones de inteligencia, gana Google Assistant. Su capacidad de entendimiento y respuesta sobre todo tipo de cuestiones es mayor al aprovechar el potente motor de búsqueda de la compañía. Claro que falla en cosas básicas como el control de dispositivos conectados con una mayor frecuencia.

No obstante, el ser independiente a un sistema operativo y dispositivo hacen que Alexa tenga ese punto de solución multiplataforma real. Ahí sí está el verdadero valor de Alexa, no te ata a un sistema operativo ni producto concreto. Por lo que como inversión da mucho más juego ahora y en un futuro. Por eso, para nosotros, resulta la opción más atractiva.

El verdadero rival de Alexa: el smartphone

Móvil en las manos

Llegados a este punto y conocidos sus rivales, ¿cuál es el principal rival de Alexa? Pues no es ni Siri ni Google Assistant: es el propio teléfono móvil.

Sí, resulta extraño, pero es así. Estos pequeños dispositivos con pantalla que llevamos en el bolsillo y sus respectivas aplicaciones son a veces más cómodas de usar y rápidas que un comando de voz. Si los configuras de forma adecuada, puedes tardar menos en desbloquear y activar o apagar las luces que recurrir a la voz.

Claro que el principal motivo por el que resulta un duro rival es que ninguno de los sistemas actuales, iOS y Android, permiten la misma integración con Alexa que Siri y Google Assistant respectivamente. Por eso, para poder disfrutar de esta experiencia «Alexa Life» sería necesario tener los mismos privilegios, pero nunca se los van a dar. Así que habrá que convivir con varios asistentes o dejar sólo el uso de la voz para el hogar conectado.

Otros asistentes: Xiao Ai, Bixby, Cortana,…

Durante todos estos años han habido otros asistentes de voz, como es es el caso de Cortana de Microsoft, e incluso actualmente sigue habiendo propuestas como Bixby de Samsung o Xiao Ai de Xiaomi. Estos últimos tienen su mercado, pero es muy de nicho y básicamente en sus respectivos países. Porque las anteriores soluciones ya abarcan lo que necesita el resto de usuarios.

Claro que veremos qué ocurre en un futuro, porque Amazon está licenciando el uso de la tecnología de Alexa para que cualquier compañía pueda crear su propio asistente sobre los servicios de la plataforma Alexa. Claro que eso también se podría ver como un caballo de Troya con el que Alexa ganará aún más relevancia.

Así que, como hemos dicho, si son asistentes de voz puro, está claro que Siri y Google Assistant son los máximos rivales de Alexa. Pero si se tienen en cuenta todo, el gran rival para el asistente de Amazon es el propio teléfono móvil y su pantalla por esa facilidad que ofrece para acceder a todo lo que queremos controlar, saber, etc.

¡Sé el primero en comentar!