El dominio mundial de Amazon comienza: se han vendido 100 millones de equipos con Alexa

Jeff Bezos debe andar bastante contento. Es difícil que uno de los hombres más ricos del planeta no lo esté a diario, pero con las últimas declaraciones realizadas a The Verge por el vicepresidente de dispositivos y servicios de la compañía, Dave Limp, es probable que tenga una sonrisa de oreja a oreja. ¿Por qué? Porque Alexa ya está en más de 100 millones de dispositivos vendidos.

El asistente inteligente que más quieren

Como bien explican en The Verge, la cifra de los 100 millones esconde mucho más que un simple número. En primer lugar, el número de dispositivos con Siri y con el Asistente de Google supera con creces esos 100 millones de dispositivos, sin embargo, existe una gran diferencia entre ellos. Mientras los asistentes de Apple y Google llegan prácticamente por imposición, Alexa en cambio llega a través de un dispositivo que se ha adquirido en la mayoría de casos para interactuar con la voz inteligente.

¿Un producto descontrolado?

De los 150 productos diferentes que existen en el mercado con Alexa incorporado, sólo 50 están fabricados por la propia compañía. ¿Significa eso que el consumidor podría verse afectado por una mala experiencia fuera del control de Amazon? Limp asegura que no es algo que preocupe al gigante, ya que el consumidor tiene la experiencia suficiente para no culpar a Alexa por la decepción provocada por la compra de un producto. La única preocupación de Amazon es que siempre exista un producto excelente en cada categoría, ya sea un enchufe, un altavoz o una bombilla. Cosa que, según ellos, ocurre y se cumple.

¿Quiere Amazon dominar el mercado anulando el resto de asistentes?

La marca a través de su directivo es bastante franca. Hoy en día no ven una guerra como las que tradicionalmente se daban lugar en la típica lucha de formatos y plataformas. Los asistentes están para convivir, y que un dispositivo cuente con dos asistentes al mismo tiempo es sólo una excelente noticia para el usuario. De hecho, a Amazon le gustaría poder compartir y crear rutinas comunes para facilitar la experiencia del usuario, en lugar de tener que utilizar comandos diferentes según el asistente para una misma tarea.

Aunque Amazon ha sido bastante generosa con estos datos, el número de dispositivos con Alexa vendidos en el periodo navideño sigue siendo una incógnita, ya que el gigante continúa sin compartir cifras de ventas específicas. Lo único que han sabido comentar al respecto es que están sin modelos de su Amazon Echo hasta mediados de enero, y que no ven el momento de cargar un 747 con ellos y llegar sus almacenes al completo. Mal no les va con el invento, desde luego.