Amazon lanzó un dispensador de jabón compatible con Alexa

¿Qué sentido o utilidad real podría tener un dispensador de jabón que no sólo es automático sino que también ofrece compatible con Alexa? Pues puede que para ti y para muchos otros ninguna, pero si Amazon ha considerado crearlo es porque algo sí que tiene que tener.

Amazon Smart Soap

Amazon ha lanzado un dispensador inteligente de jabón, su nombre es Amazon Smart Soap y más allá de nombre muy poco original hay que admitir que resulta curioso cuanto menos. No porque sea capaz de dispensar jabón sin necesidad de tocarlo, eso ya lo hacen muchos otros e incluso puedes construirte tú uno por tu cuenta con una Raspberry Pi, sino porque también ofrecen compatibilidad con Alexa.

Sí, la idea aquí es que puedas hacer uso de él junto a las diferentes opciones de ocio y rutinas que el asistente de voz de la compañía ofrece. Claro que antes de contarte cómo podrías hacer todo esto, mejor ver cómo es el producto en sí. Que te adelantamos que no tiene muchos misterios, aunque sí algún que otro detalle interesante.

Físicamente no rompe moldes y es muy similar a cualquier otro bote o dispensador de jabón que pueda haber ya en el mercado, sea «tonto» o «inteligente». Las dimensiones es lo que puede variar junto a algún que otro detalle. Aquí, por ejemplo, si resulta más alto es porque en la parte superior se encuentra toda la electrónica que le da vida, desde la batería recargable y con una autonomía de hasta tres meses hasta la bomba y algún que otro elemento como los distintos LEDs.

Estos LEDs de la parte superior sirven a modo de indicador no sólo cuando el dispositivo está cargando o con la batería baja, también cuando te estás lavando unos con forma circular sirven a modo de cuenta atrás para que estes frotándote las manos los 20 segundos mínimos que se recomienda para una limpieza efectiva.

Además de esto, algún detalle interesante también está en la capacidad del sensor que activa el dispensador de medir la distancia entre el orificio y la mano del usuario. Así, según los tres niveles establecidos podrá dispensar tres cantidades de jabón distintas.

Claro que junto a todo esto está el tema de la integración con Alexa, pero para qué sirve exactamente. Pues veamos, para empezar hay que saber que para funcionar junto al asistente de voz es necesario que esté emparejado a un Amazon Echo y que este se encuentre dentro de un radio de acción de nueve metros.

Una vez están ambos dispositivos conectados la idea es que el dispensador sirva como un lanzador de rutinas y otras acciones relacionadas con Alexa. ¿El cómo? Pues cuando el sensor detecte la mano del usuario, no sólo dispensará el jabón, también iniciará la rutina que esté establecida. Y aquí ya entra la imaginación del usuario.

Por ejemplo, se podrían programar rutinas que pusieran a reproducir una canción, que te hiciese un resumen de las noticias destacadas del día, que te dijese una palabra nueva o algún otro tipo de información durante el tiempo que recomienda lavarte las manos. Incluso podrías usarlo para desencadenar otras acciones más complejas combinando diferentes dispositivos conectados.

Cuánto cuesta el dispensador de jabón inteligente de Amazon

Ahora la parte menos atractiva del producto: el precio. Este Amazon Smart Soap tiene un coste de 55 dólares. Si se tiene en cuenta el precio de otros dispensadores automáticos que ya existen, igual la inversión es poco o nada atractiva.

No obstante, este es un producto para usuarios muy metidos en el tema de la domótica, del uso de Alexa y sus rutinas, etc. Y, por supuesto, que gastar ese dinero no le suponga ningún tipo de problema. Porque no es mucho, pero hablamos de un dispensador de jabón. Por ahora sólo está disponible en Amazon de Estados Unidos.