Google tiene un cable inteligente para el teléfono (y más dispositivos) que querrás

Google innova en a algo tan básico como son los cables. Sus ingenieros han estado experimentando y tienen uno que es capaz de detectar el contacto con los dedos. Gracias a eso es capaz de reconocer distintos gestos y traducirlos en acciones que podrían resultar muy útiles en nuestro uso diario de multitud de dispositivos como teléfonos móviles o altavoces inteligentes entre muchos otros.

El cable inteligente de Google

Llevamos años apostando por un mundo inalámbrico, donde los cables dejan de ser ese problema que siempre acaba con líos de todo tipo. De ahí que, por ejemplo, el conector de auriculares haya desaparecido de la gran mayoría de teléfonos móviles, que el precio de los auriculares inalámbricos haya bajado tanto y que la carga inalámbrica empiece a ser algo por defecto en cualquier dispositivo sin importar si es gama alta o no.

Por todo esto es por lo que la nueva propuesta de Google sorprende tanto. La mayoría queriendo quitarse cables de encima y ellos van y sacan uno nuevo cable con una característica muy particular: son interactivos.

¿Qué significa esto de que sean interactivos? Pues te lo explicamos rápidamente. A través de lo que denominan como Helical Sensing Matrix o HSM (matriz helicoidal), este cable es capaz de ofrecer un reconocimiento de gestos que nos permitiría un control similar al que puedes realizar con los auriculares con manos libres que ya puedes tener en casa.

Es decir, si con ese manos libres puedes modificar el volumen y según realices una pulsación, dos o tres pasar de canción o volver al inicio, descolgar o colgar una llamada, etc., con este cable harías lo mismo. La diferencia es que estos toques y gestos los harías sobre cualquier parte del cable.

Para lograr esto la compañía ha usado ese diseño de matriz helicoidal y combinado fibras ópticas con hilos pasivos para tener la capacidad de detectar un toque simple, doble e incluso el giro a un lado u otro. Luego, cada uno de estos gestos se traducen en una acción concreta como puedes ver en el siguiente vídeo.

¿Llamativo? Lo cierto es que sí, al igual que esa información visual que también es capaz de dar al iluminarse de distintos colores la fibra óptica que incluye el cable.

Una propuesta con futuro más allá del smartphone

Como puedes imaginar, aunque los ejemplos que se muestran son básicos para facilitar que cualquiera entienda sus posibilidades, lo cierto es que es más sencillo aún ver qué tipos de usos más allá del teléfono móvil podría tener y son muchos.

El tenerlo como sistema de control para altavoces inteligentes está ligado al anterior, pero aún así es más llamativo y práctico. Otro uso interesante sería con lámparas. Imagina tocar simplemente el cable para encenderla y con un giro hacia un lado u otro ajustar la intensidad. Prácticamente, cualquier tipo de interacción se podría llevar a este sistema de control.

Por tanto, aunque el smartphone acabe por ser el dispositivo que menos uso le diese, el hogar conectado sí que podría sacarle mucho partido a una tecnología así. Pero habrá que esperar, porque esto de momento no es ni más ni menos que otro experimento en el que los ingenieros de Google andan trabajando.