Tu Pixel es ahora un Nest Hub gracias a su base de carga oficial

Tu Pixel es ahora un Nest Hub gracias a su base de carga oficial

Pedro Santamaría

El control en software y hardware de Apple tiene su parte positiva y también negativa, aún así siempre acaba siendo una de las cosas más valoradas de la marca. Sin embargo, tendemos a olvidar que hay otras compañías que hacen cosas muy interesantes. Una de ellas es Google y su Google Pixel Stand, posiblemente la mejor base de carga inalámbrica.

Convierte tu Pixel en un Nest Hub

La base de carga inalámbrica de Google no es una base común y corriente como la gran mayoría de opciones del mercado, de ahí su precio de 79 euros. Por eso, a pesar de no ser una base de carga inalámbrica múltiple si entras a ver en detalle lo que ofrece, te das cuenta que hay mucho más que un simple sistema de carga compatible con el estándar Qi.

Esta particular base o Stand de carga Qi ofrece una serie de ventajas adicionales que permiten mejorar la experiencia de uso. Eso sí, sólo funcionan con los terminales Pixel (Pixel 3, 3 XL, Pixel 4, 4 XL, Pixel 4a, el último que podrás comprar porque los nuevos Pixel 5 no llegarán a España). Pero cuáles son realmente estas opciones, vamos a verlo.

Gracias a su software interno la base es capaz de funcionar como disparador de rutinas en los teléfonos Pixel. Así, por ejemplo, puedes planificar a determinadas horas el terminal te despierte con una alarma e incluso encienda las luces de casa mientras muestra una interfaz personalizada. También te ayuda a la hora de darte un resumen de tu agenda, información del tráfico si trabajas fuera e incluso las últimas noticas. O bien activar el modo no molestar cuando llegas por la noche a la cama, sueltas el teléfono y te preparas para irte a dormir.

Muy bien, de acuerdo con esa idea de que todo esto podemos hacerlo sin necesidad de tener dicha base, pero es que ahora se ha vuelto a actualizar y da opción de convertir el Pixel en una estación de control domótico como el Nets Hub nada más reposarlo sobre la base. Y claro, esto puede resultar muy útil en una gran variedad de situaciones como cuando llegas al trabajo, a casa tras estar todo el día fuera o nuevamente a la cama para dormir.

Para activar esta nueva opción, además de cumplir los requisitos de tener un Pixel y la propia base, lo único que has de hacer es actualizar el software de la base. Sí, has oido bien, actualizar el software de la propia Google Pixel Stand. Para ello asegúrate de estar ya en la última versión de Android 11. Ahora ve a los ajustes y luego a dispositivos conectados.

En dicha sección verás la Pixel Stand. Si le das al icono que da acceso a su configuración verás todas las opciones que antes te dábamos más una nueva referente a Home Control. Cuando la selecciones te aparecerá un selector para activar o no su uso y luego la posibilidad de añadir todos los dispositivos compatibles que tengas.

Una vez que lo hayas hecho todo, y previa actualización de la base que debería haberte saltado, verás en pantalla una serie de botones con los que podrás controlar la domótica del hogar. Por ejemplo, para encender las luces o realizar otras acciones con tus dispositivos inteligentes de casa.

Fabricantes de smartphones potencien sus ecosistemas

Mejores cargadores inalámbricos

Viendo opciones como esta de los Google Pixel y su Pixel Stand o las propias de Apple resulta curioso que el resto de fabricante no haga nada parecido pudiendo. Y no es algo que tenga que llegar todos los terminales y marcas, pero hay algunas como Xiaomi, Samsung, OnePlus o similares que sí podrían.

Detalles de este tipo darían valor a su ecosistema de productos y el propio usuario también valoraría más lo que ofrecen sus productos. Algo que en el caso de fabricantes de terminales Android tendría mucha más importancia para retener al usuario con sus propios dispositivos.

Es cierto que con algunas aplicaciones de terceros y simples etiquetas NFC se pueden automatizar muchas acciones, pero esos detalles de software marcan diferencias. Así que, ojalá todas estas marcas empiecen a darse cuenta del valor de la experiencia de usuario y potencien sus propios ecosistemas. Porque esto tipo de propuestas para muchos sería una solución mucho más óptica que apostar por dispositivos como la Stream Deck del elgato. Aunque esta tiene otros usos muy atractivos.