Herman Miller y Logitech han fabricado sin querer la silla oficial de PS5

Herman Miller y Logitech han fabricado sin querer la silla oficial de PS5

José Luis Sanz

Sentarse bien es todo un arte. Reconozcámoslo, pocos son los que cuando se ponen a trabajar en la oficina, o en casa cuando vuelven por la tarde, se sientan en la silla con una postura natural, así que la mejor forma de corregir una manía tan perjudicial para nuestra salud es hacernos con uno de esos nuevos modelos gamer que se han popularizado y que son capaces de protegernos desde la zona sacrolumbar hasta el cuello con un mimo que parece nuestra madre.

Logitech se alía con Herman Miller

La empresa fabricante de accesorios y periféricos para gamers ha comprendido que tenía en su mano construir la silla gaming perfecta y nada mejor que hacerlo con una de las marcas más reconocidas dentro del sector como es la empresa norteamericana fundada en 1923 Herman Miller. Un nombre que está asociado a modelos refinados y extremadamente cómodos de sillas y sillones para despacho, oficina, etc.

El resultado de esa colaboración es un modelo que han bautizado como Vantum y que cuando lo miras de frente comienza a recordarte a esas líneas estilizadas de PS5. Cierto que el color de la tapicería es diferente al blanco de la máquina de Sony, pero el respaldo, la manera de elevarse y terminar en el reposacabezas nos devuelve a la memoria esa forma de vela de la consola de los japoneses.

Pero bueno, aunque no sea la silla oficial de PS5 y nosotros no tengamos una de esas consolas, no nos vamos a cansar de querer comprarnos un modelo con las características de esta Vantum apadrinada por Logitech y Herman Miller que, por encima de todas las cosas, vende comodidad y un cuidado extremo de cada una de las partes de nuestro cuerpo que entran en contacto con ella, como si estuviéramos en la cabina de un flamante Boeing 747.

Vantum Logitech.

Comodidad por encima de todo

Herman Miller Logitech

Como os decimos, esta silla no vende luces LED, ni elementos decorativos que poco vamos a disfrutar cuando nos sentamos en ella, sino más bien comodidad ya que nos mantiene siempre con la postura óptima frente al escritorio donde tenemos el ordenador o la consola. Eso significa cuidar que nuestro cuello se mantenga erguido y que la columna vertebral quede perfectamente fijada al respaldo de la silla.

Incluso se ha añadido un control de presión en la zona sacrocostal para aquellas personas que se sienten más cómodas cuando tienen un área de presión que las obliga a no estar tirados en la silla. Pero ese no es el único accesorio de control ya que también podremos calibrar la cantidad de balanceo, la altura de la silla y los reposabrazos así como su cercanía a la mesa. Y, por supuesto, se ha dotado de una superficie transpirable a todo el respaldo sobre el que vamos a pasar horas todos los días y un reposacabezas ajustable a nuestras necesidades.

Si estáis pensando que queréis una, sabed que podéis encargarla ya a un precio de 1.288 euros y la tenéis en tres combinaciones de color: obsidian negro, flare rojo y polar blanco. Es cierto que es un desembolso muy alto pero… ¿quién no prefiere estar cómodo sabiendo que tiene una silla bajo su cuerpo diseñada para aguantar años?