Ikea convierte cualquier superficie en una base de carga inalámbrica

Ikea ha creado una base de carga inalámbrica que podría ser para muchos la opción ideal, el producto que andaban buscando para poder cargar sus dispositivos sin necesidad de cable alguno. Se llama Sjömärke y es una base que añade carga inalámbrica a cualquier mesa de forma casi transparente. Es decir, no tendrá que estar a la vista.

Convierte cualquier superficie en base de carga inalámbrica

Los cargadores inalámbricos se han convertido a día de hoy en un accesorio habitual para multitud de usuarios. Y es que el número de dispositivos que ofrecen soporte para dicha tecnología (carga inalámbrica Qi) ha ido en aumento de forma progresiva.

Ya no los teléfonos móviles ofrecen este tipo de carga que no requiere el uso de cable alguno, sólo dejarlo caer sobre una superficie, también otros muchos dispositivos están integrando dicha opción. Así, por ejemplo, vemos auriculares de tipo True Wireless con estuches compatibles con el estándar de carga inalámbrica Qi, mandos de juego, relojes inteligentes, etc.

Junto a los distintos tipos de dispositivos compatibles con la carga inalámbrica también tenemos que las alfombrillas o bases de carga han ido evolucionando. En la actualidad hay modelos que han mejorado el propio protocolo y permiten una carga mucho más rápida de la habitual, mientras que hay otras bases de carga inalámbrica para cargar varios dispositivos al mismo tiempo.

Aún así, la mayoría de estas bases lo que sí necesitaban era estar en contacto directo con el dispositivo, porque en el momento que la distancia entre éste y la zona de cargar aumentaba demasiado se perdía la posibilidad de carga. Pero eso cambia ahora con la nueva base de carga inalámbrica de Ikea.

Sjömärke es el nombre de una nueva solución de carga inalámbrica lanzada por Ikea que tiene la particularidad y principal atractivo de no necesitar estar a la vista. Es decir, al contrario que muchas otras bases de carga, aquí no tienes por qué colocarla encima de un mueble, estantería o mesa para luego dejar caer el dispositivo sobre ella para que se cargue. Aquí puede estar por debajo de la superficie.

Ese es el principal atractivo de la nueva base de carga inalámbrica de Ikea, que de forma discreta y llamativa convertirá cualquier superficie de plástico o madera en una base de carga inalámbrica. Lo único que tendrás que hacer es fijar la base por la parte inferior con cinta de doble cara o unos tornillos.

Sjömärke, nueva base de carga inalámbrica de Ikea

Con un precio de 39,99 euros, la nueva base de carga inalámbrica de Ikea se coloca debajo de una superficie que puede ser tanto de madera como de plástico. El único requisito es que el grosor de la misma debe tener mínimo y máximo de grosor para que sea efectiva. Estas son las características principales:

  • Cargador inalámbrico compatible con el estándar Qi (especificación 1.2.4BPP)
  • Incluye sistema de control de temperatura y potencia para una carga segura
  • Distancia mínimo 8mm y máxima de 22mm
  • Indicador luminoso LED (durante la carga está encendido, parpadea si hay algún error y se paga cuando se completa)

El sistema de control de temperatura y potencia es algo fundamental para la propia seguridad. Aún así, en las instrucciones del producto ya se advierte que el aumento de temperatura tanto de la zona de carga como del dispositivo puede aumentar durante el proceso. También que el tiempo de carga puede variar según material y distancia entre base y producto.

Por tanto, si quieres convertir algún tipo de mueble o mesa en un punto de carga inalámbrica sin romper la estética con cables o un trozo de plástico, esta es la solución idónea que en alguna que otra ocasión han clonado los usuarios más hábiles en temas DIY.

Vía > The Verge

¡Sé el primero en comentar!