IKEA lanza un sensor para medir la calidad del aire: Vindriktning

A la espera del que será su próximo altavoz conectado, creado nuevamente en colaboración con Sonos, el último dispositivo para el hogar inteligente de IKEA es un sensor capaz de medir la calidad del aire que respiras en tu casa. Así, de forma sencilla, podrás saber si deberías o no añadir un purificador de aire para mejorarlo.

IKEA Vindriktning, un sensor para medir la calidad del aire

El nuevo nuevo dispositivo presentado por IKEA para el hogar es posible que te interese si te preocupas por mejorar todo aquello que esté relacionado con la salud, pero antes de contar todo sobre el mismo hay que decir que no tienes que preocuparte por el nombre de este nuevo sensor. Porque acabarás llamándolo como mejor te venga o simplemente como el sensor para conocer la calidad del aire. Y es que el nombre que le puso el gigante sueco es igual de impronunciable que el de la mayoría de su catálogo, a excepción de las estanterías Lack.

Bueno, dicho esto, el nuevo producto de IKEA es Vindrktning y se trata de un sensor capaz de medir la calidad del aire. Es un dispositivo bastante llamativo por su precio tan económico, sólo costará 11,99 dólares y suponemos al cambio en euros rondará entre 10 y 15 euros, pero no hará nada más por si sólo.

De modo que, para sacarle realmente utilidad a este sensor en caso de que la medición no salga favorable necesitarás un prificador de aire. Por lo que realmente es un complemento, un producto que permite abaratar el coste de otros como el reciente purificador de aire de IKEA que también pudimos probar aquí nosotros.

Así que, entrando en detalles técnicos, este sensor para la medición de la calidad del aire es capaz de medir partículas 2.5 o PM 2.5 que son todas aquellas cuyo diámetro es de 2,5 micrómetros. Según los datos analizados mostrará el resultado a través de un enorme led situado en la parte frontal que tiene la capacidad de cambiar de color para indicar la calidad del aire:

  • Verde: cuando esté en este color indicará que la calidad es lógicamente buena y que hay baja concentración de este tipo de partículas PM 2.5
  • Ámbar: en este color (naranja) ya se nos estará dando el primer toque de atención y aunque hay un aire que respiras de calidad aceptable, se te avisa de que hay una concentración media de partículas PM 2.5
  • Rojo: por último el aviso que nadie quisiera ver, menos aún dentro de casa, pero alerta de una mala calidad del aire y concentración alta de estas partículas PM 2.5

Por tanto, a modo de semáforo, con un código de color muy sencillo y fácil de entender por todos es sensor te ayuda a conocer si el aire que respiras dentro de casa es de calidad o no. En caso de no serlo podrás aprovechar y hacerte con algún purificador de aire para mejorar. Algo que en el caso de alérgicos siempre puede llegar a resultar interesante, del mismo modo que los humidificadores.

IKEA Vindriktning, precio y disponibilidad

Purificador de aire IKEA

Como hemos dicho, el precio de este sensor de es 12 dólares, entre 10 y 15 euros aproximadamente cuando llegue a otras tiendas de IKEA repartidas por Europa. Para su uso sólo necesitarás un cable USB C y un adaptador de corriente como el que se usa para cargar la mayoría de móviles. Dos elementos que no están incluidos en la caja, pero que por muy poco dinero incluso puedes adquirir en las propias tiendas del gigante sueco.

Eso sí, el precio y las limitaciones a la hora de medir otras partículas hace que tengas que tomar este dispositivo como un complemento a modo de referencia. Si necesitas algo más preciso, tendrás que subir lógicamente tu inversión por otros aparatos con sensores más precisos.

Vía > Gizmodo

¡Sé el primero en comentar!