Las serpientes de Razer dan forma a su primera silla gaming

Las serpientes de Razer dan forma a su primera silla gaming

Pedro Santamaría

Razer ya tiene su primera silla gaming, su nombre es Razer Iskur y junto a un diseño bastante llamativo, con ese tono negro y detalles en verde fluorescente está pensada para ofrecer la máxima ergonomía a los usuarios durante largos periodos de juego e incluso trabajo. Eso sí, como otras opciones similares no es precisamente económica.

La primera silla gaming de Razer

A Razer se le conoce principalmente por sus sus ratones, teclados e incluso ordenadores con un claro enfoque gaming. Aunque la marca tiene algún que otro producto interesante con el mismo enfoque como sus micrófonos, aurciculares e incluso gamepads para dispositivos móviles.

Sin embargo, y aunque puede parecer extraño, hasta ahora no se habían metido en un terreno que para ellos hubiese sido algo natura: las sillas ergonómicas gaming. Pero todo esto se acabó con la presentación de Razer de su primera silla gaming: Razer Iskur. Una propuesta que de primeras no te llamará mucho la atención por su parecido con otras propuestas del mercado, como las Omega de SecretLab, aunque es cierto que básicamente todas estas tiene cierta similitud pues en parte se inspiran en los asientes de los coches de competición.

Así que centrándonos en la Razer Iskur, ¿qué ofrece esta primera propuesta de silla gaming de Razer? Pues lo principal es un nivel de ergonomía superior al de cualquier otra silla de oficina habitual que muchos usuarios usan tanto para trabajar como para jugar. Para ello tenemos un asiento bastante amplio y capaz de «recoger» bien al usuario. También un espaldar alto con una serie de extras para mantener un postura en la espina dorsal adecuada.

Esto último, mantener la postura de la espalda de un modo correcto lo logra como otras propuestas con un cojín lumbar que en esta ocasión es algo más grande en tamaño. Según la marca esto ayuda aún mas a lograr ese objetivo. Además es uno de los elementos estéticos más llamativos de la silla por esa costura en forma de pixel de serpiente que cuadra muy bien con el logo de la marca.

Junto a todo esto también están los reposabrazos 4D capaces de ser ajustados en altura y posición (adelanta, atrás y a los lados) para adaptarse mejor a la forma de jugar de cada usuario. Y por último un cojín cervical con espuma con «memoria» que recuerda la fisionomía del usuario para que se adapte mejor cada vez que se sienta en la silla.

Sin duda alguna una propuesta interesante, aunque tampoco realmente rompedora con respecto a los que otras marcas ya han presentado o llevan tiempo vendiendo. Pero si eres fan de la marca y te gustan sus productos, ahora podrás tener uno más. Una silla con la que si pasas mucho rato jugado e incluso trabajando delante del ordenador te sentirás más cómodo y eso lo agradecerás a la larga.

Por cierto, la silla está diseñada para soportar el peso de usuarios de hasta 136 kg y 1,90 metros de altura.

Razer Iskur, precio y disponibilidad

La nueva silla gaming de Razer ya se puede adquirir a un precio de 499 euros y se enviará a partir del 29 de octubre. Sí, es cierto que resulta un precio algo elevado si se tiene en cuenta lo que la gran mayoría suele invertir en un producto de este tipo. De todos modos, como hemos dicho en más de una ocasión, si pasas muchas horas delante del ordenador jugando o trabajando una buena silla es la mejor inversión que harás.

Además es un tipo de producto cuya vida útil no es de sólo uno o dos años, sino de 5 e incluso 10. Por tanto, haciendo una simple regla de tres verás que no salen tan caras y las ventajas que ofrecerá en temas de higiene postural son muy importantes. Bueno, siempre y cuando cumpla lo que la marca promete en temas de comodidad y ergonomía.