¿Son seguros los Amazon Echo? Hay quien dice que no por esto

A pesar del auge y la apuesta activa que muchos usuarios hacen por los dispositivos conectados en general y los altavoces inteligentes en particular, las sudas acerca de si son seguros o no siguen presentes. Mucho más aún cuando aparecen estudios que indican que los Amazon Echo almacenan información de sus dueños incluso cuando han sido reiniciado de fábrica. Por tanto, ¿son realmente inseguros?

El miedo hacia los dispositivos conectados

A pesar de que cada vez más usuarios abrazan los dispositivos conectados como bombillas inteligentes, cerraduras y sensores para puertas o ventanas, termostatos y, principalmente, altavoces inteligentes entre otros, es cierto que sigue habiendo mucho miedo y desconfianza de cara a su uso dentro del hogar.

En el caso de los altavoces inteligentes más aún, porque incluyen micrófonos que están ahí para escuchar todo lo que decimos cuando se lo pedimos o, tal vez, no. Porque ya hemos vivido polémicas en las que estos no sólo escuchaban prácticamente todo lo que se decía, es que las grabaciones también podían ser accesibles para el personal de la compañía que los fabrican.

Pues bien, a pesar de que esos problemas acerca de las escuchas no autorizadas ya quedaron resueltos, parece que siempre hay algo nuevo y lo último es una investigación realizada por la Northeastern University y salpica directamente a los Amazon Echo.

Este equipo de investigadores decidió comprar varios altavoces de la compañía en el mercado de segunda mano. Cuando los recibieron se llevaron la sorpresa de que más del 60% de ellos venían sin reiniciar de fabrica. Por lo que conservaban toda la información e incluso acceso a servicios que podrían suponer un problema importante para su anterior dueño.

Claro que eso es un despiste humano, porque no se preocuparon en reiniciar o borrar el Amazon Echo, pero qué pasaría si te decimos que incluso tras ser respetados de fábrica seguían manteniendo información del anterior propietario.

Pues eso es lo que ha pasado, en la memoria Flash de los Echo siguen quedando datos como los que dan acceso a la red WiFi, dispositivos inteligentes conectados al dispositivo, etc. Es decir, información que no debería estar ahí. Pero eso implica que ¿realmente son inseguros y deberíamos olvidarnos de ellos en nuestro día a día?

¿Son inseguros realmente?

Por la información proporcionada por la Universidad de Northeastern: de primeras hay que pensar que ciertamente no son dispositivos seguros. Pero, de segundas, cuando ves el proceso para lograr acceder a esos datos la cosa cambia.

Para poder conocer datos como los anteriores descritos a través de la unidad Flash de un Amazon Echo hace falta desoldar el chip de la placa del dispositivo y luego colocarlo en un lector especial. No es algo que desde casa puedas hacer en sólo 30 minutos con un simple cable USB.

Así que, sí es cierto que los datos están ahí, pero el riesgo se reduce considerablemente. Así que igual habría que plantearse que no es tanto un riesgo como una oportunidad para seguir mejorando un dispositivo como estos Amazon Echo a través de procesos de formateado a más bajo nivel para que todo quede listo.

Seguramente Amazon hará algo, aunque ya han comentado que los datos realmente importantes como la cuenta de usuario y su contraseña o tarjeta de crédito no se comparte nunca, porque no es información que esté en el altavoz.

Así que, no vamos a decirte lo que debes hacer o no, seguro que tienes criterio y razones para tomar la decisión que quieras, pero sí habría que pensar cuántas veces estamos dando toda esa información por nosotros mismos (muchas veces sin ser conscientes de ello y el uso que podrían hacer) y no es a través de un altavoz inteligentes.

Eso sí, nuestra recomendación para cualquier tipo de dispositivo que vayas a vender es que consultes la información del producto para realizar el reinicio de fábrica y borrado tal y como lo indica el fabricante. Te evitará problemas.