Sony se adentra en el mundo de los drones

Sony se adentra en el mundo de los drones

Pedro Santamaría

Sony se mete de lleno en el terreno de los drones, aunque igual no del modo que puedes estar pensando. La compañía no va a lanzar su propio dron para rivalizar con marcas como DJI, lo que sí hará será ofrecerles la posibilidad de que cuenten con sus sensores fotográficos. Con esa idea es como nace Airpeak, un proyecto donde la tecnología para la captura de imágenes de Sony quiere llegar a lo más alto.

Sony apunta al futuro de las cámaras de drones

Meterse en el mercado de los drones es ciertamente una locura a estas alturas de la película. No porque resulte imposible competir, porque si tienes un buen producto es lógico que llegue el éxito, sino porque tras ver lo que le ha ocurrido a marcas como GoPro mejor atacar de otro modo. Además, no hay que olvidar que marcas como DJI son todo un referente tanto para el mercado de consumo como profesional.

Por ello, la nueva propuesta de Sony no va de crear su propio dron sino de dotar al resto de marcas de drones interesadas de la mejor tecnología para la captura de imágenes. De eso es de lo que trata y la principal motivación para crear Airpeak.

Así, con esta presentación, Sony busca posicionarse también como proveedor número uno en temas de sensores para drones. Algo similar a lo que ya han conseguido dentro del mundo de los smartphones y otros dispositivos móviles.

Para ello, en estos futuros sensores que irán desarrollando buscarán la forma de implementar todas sus tecnologías y ofrecer la mayor calidad de imagen posible, además de fiabilidad y seguridad. En especial estos dos aspectos finales pueden ser la clave para abordar soluciones profesionales que necesitan unos estándares de calidad que van más allá de una alta resolución.

Qué puede ofrecer Sony al mundo del dron

Sensor Sony 3D

Si te preguntas qué puede ofrecer Sony a futuros drones de DJI o cualquier otra marca del sector, la respuesta es mucho. Y es que el fabricante nipón ha demostrado durante los últimos años que sus sensores en dispositivos móviles están normalmente muy por encima del resto de competidores.

Lógicamente hay que tener muy en cuenta también que no sólo el sensor es importante, también el software de procesador del propio dispositivo. Y un claro ejemplo o demostración de esto son ellos mismos. A pesar de fabricar los mejores sensores de fotos, marcas como Apple le sacan mucho más partidos que ellos mismos.

Por fortuna esto último está cambiando, desde que la división de cámaras Sony Alpha trabaja con el departamento que crea dicho hardware los resultados en terminales como los Xperia 1 o 2 han mejorado notablemente, o la nueva Sony ZV-1. Así que ojalá cuando se integren en futuros drones obtengamos esa misma calidad de imagen en todo lo que se refiere a nitidez, colorimetría y sensibilidad ISO.

Este último punto, aunque en drones sea menos habitual hacer fotos nocturnas, podría ser clave. Imagina poder realizar capturas de noche o con poca luz y que no salgan llenas de ruido al tener que forzar los valores ISO máximos soportados.

En definitiva, aunque aún es pronto para valorar la iniciativa, lo cierto es que se agradece que Sony decidiese darle más independencia a esta división encargada de fabricar sensores fotográficos. Porque pueden tomar decisiones mucho más rápidas y ágiles, las cuales luego nos benefician a nosotros como usuarios. En la primavera de 2021 podremos conocer más detalles, así que habrá que estar atentos.