Este altavoz bluetooth con ferrofluido es hipnótico

Este altavoz bluetooth con ferrofluido es hipnótico

Pedro Santamaría

Este altavoz puede que no ofrezca la mayor calidad de sonido del mercado, pero tiene un visualizador contra el que no pueden competir los mejores altavoces Bluetooth.  Porque usa ferrofluido que «baila» al ritmo de la música generando así un efecto que resulta super hipnótico.

Qué es un ferrofluido

Antes de ver con más de detalle este llamativo altavoz es importante saber a grandes rasgos qué es todo esto del ferrofluido. Porque así se entiende mejor cómo se consigue el llamativo e hipnótico efecto que luego verás en el vídeo con el resultado final de este proyecto.

Los ferrofluidos son compuestos que no existen en la naturaleza, por lo que son sintetizados por el hombre para poder hacerse realidad. La NASA lo desarrolló en 1960 y se utilizó como combustible para naves espaciales y material de sellado.

Normalmente están compuestos por mangnetita, hematita o algún que otro compuesto con contenido Fe2+ o Fe3+ que no son otra cosa que partículas ferromagnéticas microscópicas. Estas por si solas no llamaría la atención mucho más que una lámpara de lava, pero cuando entran en contacto con un campo magnético es cuando la cosa cambia.

Así es como se logran generan esas formas tan llamativas como la que puedes ver en la imagen y que con una simple búsqueda en internet vas a encontrar muchas más. Según la potencia y cambios en el campo magnético, cantidad de ferrofluido, etc., se pueden llegar a obtener algunas reacciones francamente llamativas.

Construyendo un altavoz con ferrofluido

Ahora que ya sabes qué es todo esto del ferrofluido, aunque sea de forma rápida y sencilla, lo siguiente es hablar de este altavoz Bluetooth que un usuario decidió que sería interesante construir con este líquido a modo de visualizador.

El primer reto fue encontrar la forma de que el ferrofluido no se quedase pegado al cristal, material al que se adhiere con mucha facilidad. Para lograrlo tuvo que realizar una serie de tratamientos especiales al recipiente donde iba a ir colocado. Una vez logrado llegó el momento de diseñar la forma del altavoz.

Al querer que dicho ferrofluido funcionase a modo de visualizador de la música que se está reproduciendo, reaccionando con movimientos según varían las frecuencias, el diseño debía permitir visualizarlo fácilmente y favorecer la inclusión de un electro imagen que mediante un módulo especial fuese capaz de separar rangos de frecuencias de sonido para provocar estos cambios en el ferrofluido.

Así que al final quedó lo que puedes ir viendo en las fotos hechas durante todo el proceso de creación: un altavoz que proyecta el sonido hacia arriba para así poder tener en el frontal el visualizador de ferrofluido.

Con la carcasa creada a partir de una impresora 3D, el ferrofluido en su recipiente de cristal colocado, con una iluminación LED para favorecer la visión y toda la electrónica, altavoces y resto de componentes necesarios conectados, el resultado es el que puedes ver en el vídeo siguiente.

Un efecto hipnótico que efectivamente, como apunta en Mixxio, recuerda mucho a esos visualizadores que años atrás tanto nos llamaban la atención en reproductores de música como Winamp o incluso Windows Media Player o iTunes.

Y ahora no vayas a decir que no, ¿a que te encantaría tener un altavoz con ferrofluido como este colocado en tu habitación o el salón de casa?