El problema de la Canon EOS R5, ¿resuelto quitando la tarjeta?

El problema de la Canon EOS R5, ¿resuelto quitando la tarjeta?

Pedro Santamaría

Los problemas de temperatura de la Canon EOS R5 parecen tener solución, pero no llega por parte de Canon sino a través de un usuario que de una forma bastante simple ha logrado grabar sin limitación de tiempo. Lo que nos lleva a preguntarnos cómo Canon no hizo este tipo de pruebas antes.

Fuera tarjeta de memoria

Si has seguido todo el tema relacionado con Canon y sus nuevas EOS R5 y R6 ya estarás al tanto de la situación. El fabricante japonés presentó recientemente sus dos últimas cámaras mirrorles con una serie de especificaciones realmente sorprendentes. En especial la EOS R5, capaz de capturar vídeo a resolución 8K o cámaras lentas a 120p y resolución 4K.

El problema es que nada más llegar a los primeros usuarios que pudieron usarla sobre el terreno se dieron cuenta de algo bastante grave: la cámara se calienta y bastante rápido. Pero claro, el mayor problema no es ese, es que cuando sucede (y no sabes bien cuándo va a ser) te quedas sin poder seguir grabando.

Porque da igual que dejes descansar la cámara unos minutos, al volver a usarla el tiempo de grabación se reduce y has de parar mucho más rato para ese valor inicial que a veces tampoco se cumplía como indicó Armando Ferreira en un vídeo. Este comentó que la cámara había estado encendida tiempo antes de iniciar la grabación, sólo encendida, y cuando fueron a grabar saltó el aviso y ya no pudieron ni si quiere comenzar.

Pues bien, aunque ya algunos habían apuntado a un problema de software y exceso de procesamiento, ahora el responsable del canal de YouTube No Life ha demostrado cómo la Canon EOS R5 es capaz de grabar 4K a 30p prácticamente sin limitación de tiempo y sin cortes por altas temperaturas gracias a una solución tan sencilla como quitar las tarjetas de memoria (CFExpress y SD) y usar un grabador externo.

Esto coincide con esos otros comentarios donde algunos poseedores de una EOS R5 notaban que el cuerpo de la cámara no estaba especialmente caliente y sí un poco más la tarjeta de memoria. Por tanto, ¿sería todo un problema de exceso de calentamiento a nivel procesador y mala disipación del cuerpo? ¿ajustes a nivel de software demasiado exigentes? ¿se podría solucionar desactivando el procesamiento y grabación interna para hacerlo en un soporte exterior?

Parece que de todo un poco, aunque a través de una optimización del software y el uso de un grabador externo -como el Atomos Ninja V- el gran problema de las nuevas EOS R5 y R6 podría quedar casi solventado. Lógicamente al grabar en 8K o a 4K 120p seguiría habiendo limitaciones, pero las cámaras serían usables en la mayoría de grabaciones que harían incluso aquellos usuarios con un perfil más profesional. Porque hay que recordar que mover material 8K o esas cámaras lentas no es algo sencillo que digamos para muchos ordenadores actuales.

Ahora queda ver qué dice Canon al respecto. Sobre todo por qué no probaron ellos algo así antes de lanzarla. Y si lo hicieron, por qué no comentaron la posibilidad. Desde luego no hay nada que reprocharles, pues si algo han hecho bien desde el primer momento es ser transparentes con los tiempos de grabación y demás características.

Ojalá una actualización de firmware arregle toda esta situación y ayude a tranquilizar a quienes tienen pensado invertir en una. Porque son dos propuestas de muy alto valor, tanto para fotógrafos como vídeografos.