Esta Game Boy tuneada hace fotos profesionales con un objetivo Canon

En el año 1998, coincidiendo con el lanzamiento de la Game Boy Color, Nintendo lanzó también un curioso accesorio llamado Game Boy Camera. Se trataba de un conjunto de lente y cartucho de memoria capaz de hacer un total de 30 fotos de muy baja fidelidad con un sensor CMOS que creaba imágenes de 128 por 112 píxeles. Hoy día, algunos nostálgicos de la época siguen dando uso a este curioso accesorio, como es el caso de nuestro protagonista de hoy, un australiano apasionado del drifting, la mecánica, el cacharreo y, en general, de la década de los ochenta y noventa.

Ahora también se modifican los accesorios de Game Boy

game boy camera canon tamron mod

Copyright: Conor Merrigan

No hay semana que en El Output no os traigamos un proyecto con una Game Boy modificada. Tunear las portátiles de Nintendo se ha convertido en una competición a nivel mundial, con proyectos de lo más variopintos. Sin embargo, el proyecto llevado a cabo por Conor Merrigan y que ha sacado a la luz Matt Murray de fstoppers merece mucho la pena.

Merrigan es un australiano que tiene un pequeño canal de YouTube que trata fundamentalmente de coches. Es un asiduo a los eventos de drift, donde participa con su Honda Prelude, el cual ha modificado en numerosas ocasiones en su canal gracias a sus conocimientos sobre mecánica. Pero no solo eso. También sube vídeos que graba con cámaras analógicas e incluso modifica consolas y otros gadgets.

Derrapes en 8 bits. Así hace fotos esta Game Boy Camera tuneada

La última ocurrencia del youtuber ha sido acoplar una lente Canon profesional a la Game Boy Camera, y así conseguir unas fotos realmente espectaculares de los coches que asisten a las tandas de drift. Para el proyecto, Merrigan desmontó la Game Boy Camera y fabricó una pieza para poder calzar el objetivo delante de la lente frontal del dispositivo. Según comentó a Murray, no le tembló demasiado el pulso mientras lo hacía, pese a estar trabajando con un producto ahora convertido en una reliquia.

Para superar el límite de 30 fotos por cartucho, Merrigan «pirateó» la salida de la Game Boy con un Arduino, haciéndole creer a la consola que había colocado una Game Boy Printer, la contraparte inseparable de la Game Boy Camera. Con todo preparado, el youtuber se fue a las carreras con su Game Boy tuneada, dispuesto a hacer fotos a sus vehículos favoritos en baja resolución, en escala de grises y con unos magníficos cuatro niveles de contraste.

Una combinación que capta la esencia del Drifting

fotos coches drift game boy camera mod.

Copyright: Conor Merrigan

¿El resultado? Una auténtica maravilla. La nitidez del objetivo profesional está ahí, pero el sensor de la Game Boy Camera es tan mediocre, que el producto resultante es único. Ese es precisamente el motivo por el que la Game Boy Camera tiene tantos adeptos hoy en día.

Posteriormente, Merrigan publicó las fotos en sus redes sociales, y algunas se han viralizado. Todavía hay gente que pregunta si las fotos son de verdad o si se trata de algún tipo de pixel art. El youtuber ha experimentado ya bastante con el invento, e incluso ha probado con otras lentes diferentes para comparar los resultados. Dice que ir con una Game Boy a cuestas no es ergonómico, pero llevarla no le convierte en el bicho raro del circuito. Según el australiano, mucha gente acude a las carreras con cámaras Super-8 y VHS, intentando captar la esencia de dicha disciplina del motor con la misma magia que en sus orígenes, por lo que hacer fotos con una Game Boy puede considerarse hasta normal en ese mundillo.