Ikea da color a sus altavoces Symfonisk

Ikea da color a sus altavoces Symfonisk

Pedro Santamaría

Ikea le da color a su gama de altavoces Symfonisk. La compañía lanza una serie de frontales y mallas que permitirán dar un nuevo look a sus propuestas de sonido más avanzadas, esas que junto a la colaboración con Sonos también ofrecen una gran calidad de sonido e interesantes opciones de conectividad. Así podrás olvidar los sobrios y, tal vez, aburridos blancos y negros de los modelos

Altavoces Symfonisk de colores

El mercado de los accesorios puede llegar a ser realmente fructífero. Y por eso no es de extrañar que haya tantas y tantas compañías fabricando productos para los que crean otras empresas. Por ejemplo, los cientos de fundas, cables, protectores y mucho mas que mueve el sector del smartphone gracias a propuestas tan populares como los iPhone de Apple.

Es más, la propia compañía se dio cuenta hace tiempo de este gran negocio y comenzó, cada vez más, a vender sus propios accesorios. Así es como las Apple Store se han ido llenando de fundas de todo tipo de materiales y diseños para los iPhone y iPad. Sin olvidar tampoco las miles de correas para el Apple Watch que se venden. Porque, admitámoslo, a todos nos cansa ver nuestro producto siempre igual por mucho que guste su diseño original. Así que un poco de color o cambio de look cada cierto tiempo nunca está de más.

Ikea, que de temas de decoración y la importancia del diseño sabe también bastante, ha lanzado una serie de accesorios para su gama de altavoces inteligentes Symfonisk. Se trata de unos frontales y mallas de color que permitirán darle un toque diferente. Estos estarán disponibles tanto en rojo como azul y se suman a la oferta actual de los modelos blancos y negros. Así, combinando todo podrías tener altavoces en blanco y rojo, blanco y azul, negro y rojo y por último negro y azul.

Eso sí, estos frontales por el momento sólo están disponibles en algunas tiendas de países concretos y tienen un precio de 8 euros el frontal para el altavoz balda y 10 euros para el altavoz lámpara, ambos pertenecientes a la serie de altavoces inteligentes Symfonisk de Ikea.

Si tienen éxito no sería extraño que lanzasen ediciones limitadas en colaboración con diferentes artistas como suelen hacer cada año con otros tipos de objetos que venden en sus tiendas.

Ikea, el hogar conectado

Desde hace ya bastante tiempo atrás, Ikea ha ido poco a poco introduciéndose en el meracado del hogar conectado. Primero fueron las bombillas inteligentes de la serie Tradfri y más tarde llegaron otros productos como sensores de distintos tipos, interruptores y altavoces inteligentes.

En todos estos productos destacaban sus posibilidades, la integración con varios sistemas de domótica doméstica como Google Assistant, Alexa y más recientemente HomeKit gracias al uso de su puente o Hub. Un accesorio que, además, permite controlar estos altavoces antes mencionados y que nosotros mismos analizamos la serie Symfonisk hace tiempo mediante comandos de voz.

Así que, si no los conocías aún te dejamos nuestro vídeo donde mostramos todo lo que debes saber acerca de ellos y lo más importante, cómo se comportan a la hora de reproducir audio. Una calidad que ya te avanzamos que está a un gran nivel. Y no es de extrañar, porque estos altavoces nacen de la colaboración junto a Sonos, una compañía con años de experiencia en el sector.