Un panel OLED con 10.000 ppp de densidad: el futuro de la VR

Un panel OLED con 10.000 ppp de densidad: el futuro de la VR

Pedro Santamaría

Los teléfonos actuales, los de más alta gama, ofrecen pantallas OLED con una gran calidad de imagen en todos los aspectos, desde color hasta brillo, contraste y resolución. De ahí que, entre otras cosas, haya que tener un buen ojo para poder acercarte al panel y ver el tamaño del pixel claramente. Por eso, sorprende que hayan creado un panel OLED con hasta 10.000 ppp. ¿Para qué se necesita tanta densidad de píxeles?

Stanford crea el panel OLED con mayor densidad del mundo

Las pantallas OLED han ido ganando terreno durante los últimos años y cuando hablamos de máxima calidad de imagen es imposible no hacer mención a dicha tecnología. Y eso que los veteranos paneles LED han ido ganando terreno y mejorando en aquellos aspectos donde más flaqueaban frente a su máximo rival. Pero ahora puede que le cueste mucho más hacerlo, porque Stanford ha logrado crear un panel OLED con una densidad de píxeles que puede alcanzar un valor de hasta 10.000 ppp.

Es decir, una auténtica burrada si se tiene en cuenta que las mejores pantallas que integran los teléfonos actuales la resolución es de 500 ppp más o menos. Por tanto, ¿para qué se necesita realmente algo así? Pues bien, para un teléfono no, pero para otros dispositivos y usos como el relacionado con la realidad virtual sí.

Y es que uno de los actuales problemas de las gafas de realidad virtual es que la resolución aún no es lo suficientemente alta, por lo que no se pueden llegar a evitar algunos de los principales problemas que implica su uso. Por ejemplo, mareos o una visión no lo suficientemente nítida.

Cómo se cfabrica un panel OLED con 10.000 ppp

Para lograr un panel OLED con hasta 10.000 ppp lo primero que hay que hacer es crear una arquitectura completamente nueva. Algo que realmente no es sencillo, pero a veces estas cosas pasan de la forma más inesperada posible.

Mark Brongersma, investigador de la Universidad de Stanford, estaba intentando crear un panel solar super delgado cuando descubrió que el comportamiento de la luz a nanoescala se comporta de un modo diferente y eso podría ser aprovechado para mejorar el rendimiento en cuestión de densidad de las pantallas actuales.

Así que, dicho y hecho, tras avanzar en dicho proyecto se llevaron la idea para aplicarla en la construcción de un panel OLED capaz de alcanzar hasta 10.000 ppp. Para ello, se modificaron los tamaños de los tres subpíxeles que forman cada punto (Red, Green y Blue). En esta ocasión siendo los tres del mismo tamaño, porque por cómo se comportan no requieren esa diferencia actual que permite, según la intesidad de la luz obtener la mejor representación cromática.

Además, a todo esto se suma una superficie reflectaste que contiene un dibujo a nanoescala a través del cual la luz «fluye» y se puede mostrar una representación de color super exacta.

¿Cuándo estará disponible esta tecnología?

Por el momento, como ocurre con otros avances similares, esto es sólo una demostración de lo que se podría lograr de aquí a un tiempo. Samsung ya está trabajando en ello, para poder crear un panel completo que cumpla con estas espectativas. Así que lo veremos, pero puede tardar varios años hasta que ocurra.

No obstante, ojalá puedan ir avanzando y si bien no se llega a los 10.000 ppp que como mínimo se logre un mínimo de densidad de píxeles suficiente para que la realizar aumentada siga avanzando y proporcione experiencias mucho mejores y gratificantes a otros. O, al menos, que no maree en exceso.