Grabar vídeo 8K sin limitación en la Canon EOS R5 es posible

Grabar vídeo 8K sin limitación en la Canon EOS R5 es posible

Pedro Santamaría

La Canon EOS R5 es una de las cámaras más interesantes del mercado, ya lo comentamos en nuestro análisis. Aun así, también es una de las mayores decepciones de este 2020 por el dichoso tema del calentamiento. Sin embargo hay quien ha logrado eliminar el problema con un «sencillo» hack casero y ahora puede grabar 8K sin limitaciones.

Reforzando el sistema de disipación

Canon EOS R5

Este 2020 hemos visto lanzamientos importantes en temas de fotografía, cámaras muy capaces tanto en foto como particularmente en vídeo. Una de las más atractivas ha sido la Canon EOS R5, un auténtico monstruo en fotografía, con un sensor de 45 megapixeles que ofrece unos resultados sobresalientes, y con la capacidad de grabar vídeo a resolución 8K.

El problema de esta propuesta de Canon es que sufre problemas de temperatura. Algo que la propia marca ya confirmó durante su presentación. Bueno, no dijeron que tuviese un problema, sólo que los tiempos de grabación estaban limitados debido a la temperatura que alcanzaba la cámara. Por lo que pasando una cantidad de minutos concreta según resolución y fotógrafas por segundo la cámara debía parar para enfriarse.

El problema es que luego estos tiempos no era tales y aún pasando cierto tiempo apagada se volvía inusable si querías grabar de forma algo más intensa. Y claro, tener una cámara con tales prestaciones que realmente no puedes usar… como que no resulta nada atractivo.

Por ello, todos aquellos que se hicieron con una empezaron a probar posibles soluciones alternativas y no oficiales para aumentar los tiempos de grabación. Así averiguaron que quitando la batería el contador de tiempo se reiniciaba y podían seguir usando la cámara tal cual. O bien recurriendo a un grabador externo para que el procesador trabaje menos y se logre reducir la temperatura interna.

Sin embargo la solución más llamativa de todas ha sido la de este usuario que ha abierto la cámara (bajo su propia responsabilidad) para añadir un par de almohadillas térmicas adicionales. De este modo la Canon EOS R5 cuenta con un extra a la hora de disipar el calor y ahora sí permite grabar vídeo 8K internamente sin limitación.

Tras colocar almohadillas térmicas en la zona del procesador Digic de Canon más un par más en los chips DRAM la cámara se mantuvo más tiempo fresca. Tanto que como puedes ver en el vídeo sin editar es capaz de grabar sin limitación de tiempo.

Por qué Canon no hace lo mismo

Viendo todas estas soluciones caseras que han ido saliendo uno se pregunta, ¿por qué Canon no hace esto? ¿Por qué no mejora la disipación añadiendo algo a priori tan sencillo como una segunda almohadilla térmica?

Algo se nos debe estar escapando. Porque puede que sigan teniendo cierto interés en mantener con cierto valor su gama de cámaras de cine, más aún tras el lanzamiento de la EOS Cinema C70, pero podrían vender muchas más EOS R5 si este tema del calentamiento pasase ya a ser una simple anécdota de lanzamiento.