El nuevo LG Ultrafine OLED Pro te hará olvidar los Smart TV 4K

LG anunció la llegada de un nuevo integrante a esa familia de monitores pensada para usuarios exigentes que, principalmente, se dedican al mundo de la edición de vídeo y la fotografía. El nuevo LG Ultrafine OLED Pro es un monitor de 65 pulgadas que busca que veas todo a lo grande y con la mayor calidad de imagen posible.

¿Cuántas pulgadas son lo máximo para un monitor?

Antes de contarte las características por las que este nuevo monitor de LG destacara, está claro que hay una pregunta que debes hacerte antes de ver si te interesa o no para tu uso diario: ¿cuántas pulgadas son lo máximo que usarías en un monitor de ordenador?

Al contrario de lo que ocurre con los televisores, donde realmente cuanto más grande más impactante es la experiencia de uso, en los monitores de ordenador hay que tener en cuenta aspectos como la distancia y diagonal para que mover la mirada de un punto a otro de la pantalla sea cómodo. Porque ahí el elemento principal no suele estar centrado y necesitas mirar a la parte superior para acceder a los menús de las aplicaciones, a un lateral para herramientas que estás usando o a una esquina para leer notificaciones que te ofrece el sistema operativo.

Si eres de los que piensan que 27 o, a lo sumo, 32 pulgadas es el máximo que usarías en un monitor, entonces este nuevo LG Ultrafine OLED Pro no es para ti. Porque estamos hablando de una monstruosa pantalla de 65 pulgadas. Así que, sí, puede que más que un monitor deberías considerarlo un televisor. Claro que no lo es, porque carece de sintonizador, aunque sí incorpora webOS en su versión 5 así como otras funciones tipo PIP o PBP.

Ultrafine OLED Pro de 65 pulgadas, características

Ahora que ya tienes claro que se trata de una pantalla de dimensiones generosas, muy generosas, hablemos de sus características principales. Así que las listamos para que te resulte mucho más sencillo ver que se trata de una pantalla que hará las delicias de los usuarios más exigentes en temas de imagen:

  • Panel OLED con resolución 4K (3840 x 2160 píxeles)
  • Profundidad de color de 10 bits y cobertura de color del 120% del espacio BT.709 y 98,5% de DCI-P3
  • Capacidad para soporte contenido de alto rango dinámico Dolby Visión, HDR10 y HLG
  • Refresco de pantalla máximo de 120 Hz con un tiempo de respuesta de 1 ms
  • Conexiones 2 x HDMI 2.1, 2 x DisplayPort 1.4, SDI, 3 x USB, salida de auriculares, RS-232, Ethernet
  • Dimensiones 144,6 x 89,6 x 27,2 cm
  • Peso 31 kg

Como puedes ver, si sólo entiendes un poco de datos técnicos y tecnologías ya te podrás dar cuenta que se trata de una propuesta que va destinada a quienes buscan una gran calidad de imagen, con soporte para imágenes HDR. De modo que no sólo es un monitor idóneo para disfrutar de actividades como ver películas, series o jugar a videojuegos gracias, sobre todo, a esas conexiones HDMI 2.1 y refresco de 120 Hz que permitirán sacarle todo el partido a las consolas de última generación, también es una gran propuesta para trabajar la imagen.

Hasta ahora muchos usuarios buscaban en el LG OLED CX esa pantalla ideal para trabajar temas de imagen que no supusiera una inversión tan alta como un monitor profesional para tales efectos. Eso seguramente debió darle más de una idea a LG, quien desde hace mucho tiempo ha demostrado que sus paneles OLED se pueden usar para muchas cosas.

De ahí y de la notable reducción de costes en su fabricación nace esta nueva serie de monitores LG Ultrafine OLED Pro. Una propuesta tan variada en temas de diagonales que ahora mismo resulta muy atractiva. Aunque, en esta ocasión, también por detalles técnicos como la posibilidad de ser calibrado mediante dispositivos hardware como los calibradores de CalMAN como SuperSign WB.

Una pantalla que no será económica

El nuevo monitor anunciado por LG aún no tiene fecha de lanzamiento ni precio. Eso significa que habrá que esperar para conocer estos dos detalles importantes para la mayoría de nosotros, pero podemos adelantarte que no será una opción económica. Al menos, no lo será respecto al precio que otras opciones podrán tener y que tecnológicamente son inferiores en apartados claves.

No obstante, para muchos profesionales la inversión en una pantalla de estas características está más que justificada viendo los precios en los que se mueven otras opciones. Y no digamos ya monitores para temas de corrección de color. Así que será un producto para un público concreto, pero que se convertirá en todo un éxito de ventas entre ellos con casi total seguridad.

El resto de usuarios tendrá que seguir mirando otras alternativas, aunque hay muy buenos monitores para edición de vídeo y fotografía. Además, estos cuentan con diagonales mucho más manejables y cómodas para el día a día y la mayoría de escritorios de trabajo.