Los nuevos AirPods siguen heredando el peor problema de los AirPods originales

El que posiblemente sea el accesorio más vendido de Apple recibió recientemente una nueva actualización con la que ganar nuevas funciones y capacidades. La carga inalámbrica de su estuche de carga fue una de las más sonadas, aunque la nueva autonomía y la incorporación del chip H1 con el que poder activar Siri por voz son posiblemente las más importantes. Pero, ¿qué ocurre con lo que estaba mal? ¿Lo han solucionado?

Un producto completamente desechable

Apple Airpods auriculares

La nueva versión de los auriculares ha llegado a manos de la gente de iFixit, y como no podía ser de otra forma, los han expuesto a su peculiar test de reparabilidad. ¿El resultado? Desastroso, ya que con una puntuación de 0 sobre 10 han definido a los AirPods como un consumible o un producto desechable. La razón no es otra que la imposibilidad de poder repararlos en caso de problema técnico.

Por ejemplo, los primeros AirPods tienen un problema detectado que está relacionado con su batería, ya que, tras aproximadamente dos años de uso, la batería comienza a dar serios problemas hasta el punto de no poder cargarlos más. Teniendo en cuenta que no hay manera de sustituir la batería, el resultado es un auricular completamente inservible que acaba en la basura.

Teniendo en cuenta el vídeo de iFixit, queda claro que, en caso de ocurrir lo mismo con esta nueva generación de auriculares, los usuarios se verán obligados a comprar una nueva unidad en caso de querer seguir disfrutando de su accesorio favorito. No hay que olvidar que estos auriculares cuestan 179 euros (versión sin estuche de carga inalámbrica).

¿Es normal que unos auriculares inalámbricos no se puedan reparar?

Airpods auriculares

La pregunta que probablemente te estarás haciendo es si verdaderamente este tipo de productos tiene limitado su ciclo de vida por ser completamente irreparable. En el caso de Apple sí, ya que está demostrado que su diseño es completamente incompatible con ofrecer la posibilidad de disponer una oportunidad de reparación a través de manos de terceros. La marca sólo ofrece de manera oficial un servicio de reparación que cambia por completo el accesorio, una operación que, obviamente, tiene casi el mismo precio que unos auriculares nuevos.

Pero luego nos encontramos con otras marcas como Samsung, quien parece que sí ha encontrado el equilibrio adecuado para ofrecer un producto de calidad y la posibilidad de ofrecer un abanico de posibilidades en cuestión de reparaciones. Ha sido también iFixit quien ha demostrado como los nuevos Galaxy Buds de Samsung permiten cambiar la batería interna en un proceso bastante razonable que permite mantener la integridad del dispositivo y darle una nueva vida en caso de avería.