Samsung Odyssey Neo G9: el nuevo deseo para gamers

Samsung lanzó una nueva versión de una de sus pantallas más espectaculares de los últimos años por dimensiones y relación de aspectos. La nueva Odyssey Neo G9, es una propuesta gaming que hace uso de lo último en temas de panales y apuesta por la tecnología Mini LED para ofrecer un brillo y una profundidad de negros única.

Tecnología Mini LED para el monitor gaming de Samsung

Samsung Odyssey Neo G9, ese es el nombre de la última pantalla gaming del fabricante coreano. Y sí, físicamente te va a resultar familiar pues es la nueva integrante de una familia que se presentó hace ya algún tiempo. Aún así, esta nueva opción tiene mejoras importantes y, sobre todo, hace uso de la tecnología Mini LED para su imponente panel de 49 pulgadas. Si te parece vayamos por partes.

El diseño es lo primero que llama la atención si aún no conocías la versión anterior. Es un monitor espectacular, con unas dimensiones imponentes y una relación de aspecto que sin duda sorprende pues no es ni la habitual 16:9 ni tampoco 21:9 a la que sí nos hemos acostumbrado ya durante los últimos años.

Aquí la nueva Neo G9 apuesta por un panel 32:9 que ofrece una sensación de inmersión mucho mayor de lo habitual, aunque no es lo único. El segundo punto interesante de la pantalla está en el tipo de panel usado.

Con tecnología Mini LED, este tipo de pantallas ofrece un sistema de retroiluminación que aporta importantes ventajas de cara a resto de propuestas. Para empezar alcanza un brillo máximo de hasta 2.000 nits. Por tanto, junto al mayor control de cada zona y unos negros mucho más profundos, el contraste y el soporte para contenido y visualización de contenido HDR se ve notablemente mejorado.

Junto a una resolución total de 5120 x 1440 píxeles (como si tuvieses dos pantallas QHD juntas) ofrece soporte para tecnologías como Nvidia G-Sync y AMD Free Sync Premium Pro así como soporte para una frecuencia de actualización variable (VRR) y la misma tasa de refresco de 240 Hz del modelo anterior que no está nada mal.

Lo bueno es que en esta versión lo que no dudo en hacer Samsung, porque es lo mínimo ya, es actualizar las conexiones HDMI para ofrecer dos puertos compatibles con la versión HDMI 2.1. Así podrás aprovechar las máximas prestaciones que ofrezca tu PC ahora o en un futuro cercado.

Para cerrar todo esto, el monitor incluye salida de auriculares, una conexión DisplayPort y dos puertos USB 3.0.

Una experiencia de juego única

Sin duda el principal atractivo de esta pantalla, además de su innegable calidad que parece ofrecer, está en el tamaño y relación de aspecto. Contar con 49 pulgadas en formato 32:9 hacen que la sensación de inmersión sea superior a la de cualquier otra pantalla que usamos habitualmente.

Lógicamente no todo es perfecto, si los juegos no cuentan con soporte para esta relación de aspecto da igual que sea como es, porque habrá franjas negras a los lados. Aunque incluso aquellos títulos que sí soportan tal cantidad de píxeles en horizontal deberán lidiar también con pequeños problemas de distorsión. Aún así, es cierto que nuestra vista sólo se dará cuenta cuando miremos fijamente y eso no será lo normal.

Samsung Odyssey Nego G9, precio

Como puedes apreciar en primer lugar, el nuevo Neo G9 es una pantalla que va destinada a un público muy concreto, no sólo por sus espectaculares dimensiones y esa diagonal de 49 pulgadas con una relación de aspecto de 32:9, también por su precio. Y es que esta es una pantalla que tendrá un coste de 2500 dólares. Es decir, pocos realmente apostarán por ella cuando ya el modelo anterior resultaba demasiado costosa para la mayoría. Aunque aquí todo parece estar más justificado