Samsung creó un monstruo: una pantalla de 1.000 pulgadas de diagonal

La última pantalla creada por Samsung y la tecnología Micro LED es un monstruo con diagonal de 1.000 pulgadas. Una locura que lógicamente no está pensada para el hogar sino para entornos comerciales y empresas. Pero eso no quita que las novedades de la versión de The Wall 2021 acaben siendo importantes para el futuro de los televisores inteligentes de Samsung que llegarán a los hogares de la mano del fabricante coreano.

El monstruo de 1.000 pulgadas: The Wall

Cuando Samsung presentó The Wall dejó claro que se trataba de algo muy prometedor por ese concepto de modularidad que proponía. Y no para el usuario doméstico, este ya se beneficiaría de otros avances incluidos, sino para empresarial o comercial.

Pues bien, la nueva versión 2021 de The Wall les ha permitido crear un monstruo de 1.000 pulgadas de diagonal con el que, además, muestra las mejoras técnicas introducidas en la tecnología MicroLED de la que hace uso.

El primero punto llamativo es que esta nueva versión hace uso de unos LEDs que son un 40% más pequeños. Esta reducción de cada uno de los LEDs que conforman la pantalla según la marca se traduciría en una mejora importante del contraste de la imagen y la propia uniformidad del color. Algo que en diagonales tan exageradas no es fácil de apreciar, pero que en el futuro sí supondría una mejora a tener en cuenta en todas esas futuras propuestas con tecnología MicroLED que irán llegando.

Junto a esto también The Wall 2021 ve cómo las imágenes que muestran se ven reforzadas más aún por el trabajo de un procesador equipado con una IA que analiza la señal de vídeo entrante para mejorar aún más esa imagen y contraste así como aplicar una reducción de ruido. Y este sí es un avance que fácilmente se puede aplicar a otros televisores incluso ya existentes pues son a nivel de software.

Y por finalizar, la mosntruosa pantalla que Samsung creó para promocionar The Wall versión 2021 no sólo tiene 1.000 pulgadas de diagonal, también una resolución que puede lanzar los 16K, aunque luego se muestren imágenes a 8K a 120 Hz. Así que combinado junto la posibilidad de montarla en una pared o en el techo y de formas tan variadas como cóncava, convexa o incluso en forma de «L» dan como resultado soluciones tan espectaculares como las compartidas a modo de ejemplo por la marca.

La tecnología de The Wall para el uso doméstico

Como ya tendrás claro, The Wall no es una propuesta para el usuario de a pie sino que está enfocada al entorno comercial y empresarial. Son soluciones para clientes que tienen necesidades muy concretas como crear una gran pantalla donde mostrar su publicidad o cualquier otro contenido que tenga como principal finalidad llamar la atención del usuario.

Sin embargo, y en este caso particular, cualquier mejora sufrida por The Wall es algo que luego repercute al usuario doméstico tarde o temprano. Porque el futuro de parte de la industria del televisor pasa por el uso de nuevas tecnologías y entre ellas MicroLED es una de ellas junto a MiniLED.

Samsung ya tiene incluso pantallas MicroLED que se pueden adquirir, aunque no a un módico precio. Pero si quieres tener tu propia mini versión de The Wall con opciones 110, 99 y 76 pulgadas, has de saber que puedes hacerlo.