El nuevo sensor de Samsung tendrá una resolución de locos

Samsung no se conforma con los 200 megapixeles de su último sensor para teléfonos móviles, así que la compañía coreana ya anunció que trabaja en el desarrollo de una nueva propuesta. El futuro nuevo sensor fotográfico de Samsung para 2025 no sólo sorprenderá por resolución, también empezará a rozar lo imposible.

El reto de los 576 megapixeles de resolución

Samsung ha logrado durante los últimos años importantes avances en el tema de los sensores para cámaras fotográficas. Tanto que hoy en día es uno de los principales fabricantes y proveedores de muchas otras marcas.

En la actualidad la marca acapara alguna de las propuestas más interesantes y también con mayor resolución del mercado. De ese modo, muchos de los teléfonos móviles que integran una cámara de fotos principal con una resolución de 48, 64 o incluso 108 megapixeles (como el Xiaomi Mi Note 10 entre otros) hacen uso de sensores de Samsung.

Es más, las cámaras que pronto podremos ver con sensores de 200 megapixeles también van a contar con el último sensor Isocell creado por la compañía coreana. Todo un hito en cuestión de resolución, pero es que aún así tiene planeado ir más allá y superar esa cantidad en cuestión de pocos años.

Samsung anunció que planea el poder reducir aún más el tamaño de los píxeles de sus sensores y hacerlo al mismo ritmo de lo que han venido haciendo durante estos años. ¿El motivo o interés de tal progresión? Pues la compañía espera poder tener un sensor de 576 megapixeles listo para 2025.

Sí, imaginar un sensor de dimensiones tan reducidas como los actuales usados en teléfonos móviles y con resoluciones de 108 o 200 megapixeles resulta increíble, pero ir hasta los 576 ya es como imposible. Pero no, la progresión que ha demostrado ser capaz de seguir la compañía lo cierto es que la acercan mucho a que dicho reto sea capaz de lograrse en el tiempo establecido de cuatro años.

¿Para qué un sensor de 576 MP?

Tener un sensor de 576 megapixel de resolución en un teléfono móvil sigue haciendo que te plantees cuál es la finalidad real del mismo y si, de nuevo, no sería mejor menos resolución y mayor tamaño de pixel para captar más luz.

Pues sí, el tener mayor capacidad a la hora de captar luz en situaciones complicadas suena mucho mejor de cara a la calidad de la imagen final, pero también es cierto que nuevamente una mayor resolución aporta ventajas como mayor zoom por recorte del propio sensor.

Igualmente, una resolución tan alta y técnicas de Pixelbinning deberían compensar. Además de que se presupone que según avanza la tecnología esa capacidad de mejorar la captura de luz en píxeles más pequeños también avanza.

Sea como sea, lo cierto es que la compañía coreana ya había comentado en alguna ocasión su intención de alcanzar la cifra de los 500 MP en algún momento. Por lo que resulta normal que empujen en dicha dirección para lograrlo. Además, para algunos esa sería la resolución a las que se podría decir que ven nuestros ojos.

Así que veremos en 2025 si lo consiguen y hasta qué punto ese aumento de resolución es algo que realmente merece la pena o no. Ahora mismo los focos están centrados en ver el rendimiento de su sensor de 200 MP que comenzarán a integrar algunos teléfonos móviles. Si estos demuestran que dicho aumento merece la pena, entonces podremos pensar que no se les ha ido la cabeza en esto de la carrera de los megapixeles.