Sony a1, una cámara para romper límites: 8K, S-Cinetone y más

Sony a1, una cámara para romper límites: 8K, S-Cinetone y más

Pedro Santamaría

Sony había anunciado un evento en el que presentaría una nueva cámara, pero poco más se sabía hasta ahora. El fabricante lanzó la Sony a1 y podemos afirmar sin temor a equivocarnos que se trata de una auténtica bestia. Para ello, la Sony a1 es la elegida.

Sony a1, lo mejor de Sony en un cuerpo compacto

A finales de año tuvimos la oportunidad de probar la Sony a7s III, una cámara que había sido lanzada a mitad de año más y pones con claro enfoque en temas de vídeo. La cámara nos encantó y más allá del precio, realmente no podíamos sacarle ninguna otra pega. Porque su rendimiento en foto era muy bueno, pero en vídeo era simplemente espectacular.

Aún así, cuando se dio a conocer esa nueva propuesta de Sony hubo quien acusó a la marca de no arriesgar. Una acusación motivada en parte por el movimiento que meses antes había hecho Canon al presentar la EOS R5, una cámara de fotos con opción de grabar vídeo en 8K. Ahora entendemos por qué Sony prefirió ir a lo seguro, a una cámara capaz de ofrecer una gran calidad en todo tipo de escenarios y siempre acorde a unas características técnicas que no le pesaran sino todo lo contrario, porque estaba trabajando en La elegida.

Sí, el fabricante nipón describe la nueva Sony a1 como la elegida y puede que nos les falte razón. Porque es una cámara que por su hoja técnica deja claro desde un principio que está orientada a los usuarios más profesionales y con exigencias más altas. Y sí, ahora sí es capaz de capturar vídeo a resolución 8K a 30p o llegar hasta los 120p a resolución 4K. Todo esto con perfiles de color que exprimen al máximo las capacidades de captura de información. Es más, comparte el perfil S-Cinetone que hasta ahora estaba en la Sony Venice, una cámara de cine.

En la web de Sony tienes todas las especificaciones completas y al detalle, pero te contamos qué es lo importante que debes conocer si te interesa todo el tema de cámaras y en especial las de gama alta.

Características técnicas Sony a1:

  • Sensor de fotograma completo con resolución de 50,1 MP
  • Estabilizador de imagen de 5 ejes en el cuerpo
  • Procesador BIONZ XR
  • Montura E
  • Resolución máxima en fotografía 8640 x 5760 píxeles (49,7 MP)
  • Resolución máxima en vídeo 8K a 30p y a una velocidad de 120 fps en 4K
  • Sistema de enfoque por detección de fase y 759 puntos
  • Pantalla ajustable hacia arriba y abajo, pero no giratoria como la de la A7s III
  • Visor electrónico de 1,6 cm y 9.437.184 puntos de resolución
  • Conexión Bluetooth, WiFI y ethernet gigabit integrada en el cuerpo
  • Conectores USB C, entrada y salida de audio
  • Doble ranura de tarjetas SD/CFexpress tipo A

Estos son los aspectos más llamativos y lo básico que cualquiera mira en un primer momento a la hora de decidir qué cámara comprar o cuál podría cubrir mejor sus necesidades, pero aún así hay muchos más detalles que puedes consultar en la web de Sony a1.

Una cámara para lo que quieras

Dejemos a un lado las especificaciones técnicas, que lógicamente son importantes para el público al que va dirigida esta nueva cámara y hablemos de sus posibilidades. ¿Quién necesitaría una Sony a1 y a quién se la recomendaríamos? Pues básicamente a cualquiera que pueda pagar los que cuesta y que no es poco, pero esta es una propuesta para usuarios exigentes y profesionales de la imagen.

La cámara no sólo ha sido diseñada para ofrecer una gran calidad de imagen a la hora de capturar fotos o grabar vídeo, también con la idea de mejorar los flujos de trabajos de los usuarios. De ahí todas las opciones de conectividad inalámbrica mejoradas que permite un control más preciso y rápido a través del software que se puede instalar en equipos PC y Mac. Pero no es lo único, porque también se puede conectar un cable de red para el control remoto y para facilitar la transferencia de archivos de un modo más rápido vía conexión FTP.

Todo esto más otros detalles como la inclusión del perfil de color S-Cinetone que hasta ahora estaba presente en cámaras de cine como Sony Venice, el uso de formatos mucho más optimizados como HEIF, etc., hacen que esta sea una cámara con un abanico de posibilidades tan amplio que resultará complicado no tenerla en cuenta a la hora de actualizar el equipo. Más aún si te dedicas a fotografía de estudio.

En este vídeo de ejemplo con material grabado por la Sony a1 con diferentes lentes y a resolución 8K puedes hacerte una idea muy clara de la capacidad que tiene la cámara para conseguir imágenes increíbles.

Sony golpea el mercado de las cámaras

Sony logró recientemente en Japón ser el fabricante de cámaras con objetivos intercambiables número uno. Algo que no había logrado hasta la fecha si se metían todo tipos de cámaras, tanto réflex como sin espejos. Ahora, con el lanzamiento de esta nueva Sony a1 no sólo dan un golpe sobre la mesa sino que remueven todo el mercado.

La Sony a1 es sin duda alguna una cámara muy versátil y muy potente para temas de foto y vídeo. Siempre hay que ser cautos, pues hasta poder probarla no se debería valorar. Menos aún si luego ocurren problemas como los de Canon y su calentamiento, aunque aquí Sony paree que se ha andado más lista y añadido un mejor sistema de refrigeración en su interior.

No obstante, la única pega que le podemos poner nuevamente no es otra que la del precio. Y no porque no lo vaya a valer, sino porque pocos serán los que realmente puedan asumir un desembolso que en dólares rondará los 6.500 dólares y al cambio suponemos que se irá a unos 7.000 euros.