Crean la primera TV sin cables que funciona como un cargador inalámbrico gigante

Los maniáticos de los cables podrían por fin ver hechos sus sueños realidad. Una empresa llamada Reasonance ha presentado en el marco del CES un sistema capaz de alimentar una televisión de unas 50 pulgadas completamente sin cables gracias a un sistema de transmisión inalámbrica de energía.

Una Smart TV sin cables

TV sin Cables

El problema de los cables es algo que nos lleva acompañando desde que se inventó la electricidad. A día de hoy, los sistemas de carga inalámbrica están ayudando a cargar la batería de pequeños dispositivos con sólo dejarlos sobre una superficie preparada para la ocasión, pero de momento, los equipos de mayor tamaño y más demandantes energéticamente hablando siguen dependiendo de un cable de corriente para poder vivir.

Fabricantes como Samsung han ideado cables especiales extremadamente delgados y casi transparentes con los que llevar energía y datos, pero sigue siendo un cordón umbilical que muchos no están dispuestos a aceptar. Para ellos, el proyecto de Reasonance pretende poner fin a sus exigencias con un producto 100% funcional y efectivo.

¿Cómo funciona esta tecnología?

TV sin Cables

El sistema de Reasonance en estos momentos luce más bien como un accesorio acoplable para las televisiones más que un producto finalizado, pero la razón está simplemente en su prematuro estado de prototipado. Aún así la tecnología funciona y demuestra perfectamente sus capacidades.

Como podrás ver, la idea la forman dos bobinas octogonales de gran tamaño que se encargan de transmitir energía de manera inalámbrica aproximadamente de la misma manera que lo hacen las bobinas de una base de carga inalámbrica para móviles, sólo que a gran escala.

Una bobina emisora se encarga de enviar la energía a través del aire a otra bobina receptora que está conectada en la espalda de la TV. Según sus creadores, una idea de implementación es la de integrar la bobina emisora en la pared y la receptora en el propio chasis de la TV, permitiendo así colocar la TV en cualquier lugar de la pared.

Efectiva y con margen de movimiento

Algo que llama especialmente la atención en este sistema es su eficacia en distancias, ya que las bobinas son capaces de mantener la transferencia de energía a distancias de hasta 50 centímetros, incluso sin estar alineadas. Según el fabricante, el sistema es capaz de ofrecer una potencia de 120W sin cables, y su frecuencia de funcionamiento va de los 20 hasta los 120 Hz con una eficiencia del 90%.

¿El futuro de las Smart TV?

Probablemente sea una opción bastante práctica y efectiva para algunos usuarios, especialmente en oficinas y lugares en los que se necesite mover la pantalla de un lado a otro, pero su éxito también dependerá de la implantación de la bobina emisora, ya que requerirá una preinstalación que en la mayoría de casos necesitará una pequeña obra. Aún así, la idea parece especialmente prometedora.