11 millones son demasiadas baterías reemplazadas para Apple

El programa de reemplazo de baterías para los iPhone ofreció una importante rebaja a finales del 2017. El plan era ofrecer algún tipo de solución a los usuarios que tenían un iPhone 6 o algún otro modelo superior y que estaban sufriendo problemas con la autonomía de la misma. Fue una medida tan beneficiosa para el usuario, que al final ha acabado afectando a la propia Apple.

Demasiadas reparaciones no ayudan a las ventas

iphone xr manos

Ya sabes lo que ha ocurrido con los nuevos iPhone XS y iPhone XR. Las ventas de los nuevos terminales no han alcanzado las cifras estimadas, y el fabricante se está viendo obligado a reducir el precio del iPhone XR con tal de mejorar las cifras y dar salida al stock. Además de contar con un precio superior al que muchos usuarios esperaban, parece que la acogida de los nuevos dispositivos ha estado influenciada por el estado actual de los modelos que muchos usuarios poseían, ya que con el programa de reemplazo de baterías consiguieron alargar la vida de su viejo dispositivo, posponiendo por tanto la compra de un nuevo teléfono.

Ha sido algo así como tener al enemigo en casa. El propio Tim Cook lo confirmaba en la carta a los inversores con la que explicaban las malas ventas de los nuevos modelos, y hoy sabemos finalmente qué números son los que han podido llevar a Apple a esta mala racha. Tal y como podemos ver en Daring Fireball, el blog de John Gruber, el número total de baterías reemplazadas alcanzó los 11 millones de unidades, una cifra increíble que sin lugar a dudas ha afectado a la marca.

Una solución de 29 dólares que genera pérdidas

iPhone XR Japón Shibuya

Imagina que tienes un iPhone de hace un par de generaciones cuya batería no anda muy fina, y te ofrecen la oportunidad de cambiarla en una tienda oficial por sólo 29 dólares. Puedes hacer eso y tener prácticamente teléfono nuevo, o adquirir el nuevo iPhone XR por algo más de 800 dólares. ¿Qué harías? Para que nos hagamos una idea de lo que ha podido perder Apple, ¿qué habría pasado si el 25% de las personas que cambiaron la batería decidieron mantenerse con su viejo iPhone? Pues que los de Cupertino perderían la oportunidad de ingresar 2.200 millones de dólares. Así de fácil. No podemos saber exactamente cuántos iPhone XS y XR no se han vendido con esta decisión, pero sirve para hacernos una idea de cómo ha podido influir en la situación actual.

Recordemos que la solución del reemplazo de baterías fue una medida casi impuesta a Apple después de que se confirmara que la marca disminuía el rendimiento de sus dispositivos cuando la batería se degradaba con el tiempo. Si el teléfono funcionaba lento y mal, el usuario obtenía un rendimiento similiar al del primer día simplemente cambiando la batería, de ahí a que muchos podrían haber mantenido su teléfono una generación más. Esta fea estrategia no fue multada por ninguna organización, pero parece que un año más tarde la marca ha pagado de alguna forma por ello.