Un concurso organizado por Samsung tiene como premio un Huawei Nova 4e

Muchos de los concursos organizados por los fabricantes buscan en la mayoría de casos introducir al público un nuevo producto o servicio con el que llamar la atención con la excusa de poder ganar uno de manera completamente gratuita. Al final, se habla del producto y se da a conocer de otra manera, sin embargo, algo que no habíamos visto a estas alturas es que el premio ofrecido sea un modelo de la propia competencia.

Samsung regala un Huawei

Huawei Nova 4

Es justo lo que está ocurriendo en China, donde la cuenta oficial de Samsung Isocell en Weibo está animando a los usuarios a participar en un concurso con el que poder ganar un Huawei Nova 4e. El movimiento es cuanto menos raro, ya que resulta muy extraño que una compañía como Samsung ofrezca una promoción de este tipo con un producto de su competencia como premio. ¿Por qué ha hecho Samsung esta promoción?

La razón podría ser más simple de lo que podríamos pensar, ya que sólo hay que echar un ojo a las especificaciones del Nova 4e para ver que Samsung está presente en el interior del teléfono de Huawei. Y es que, Samsung tiene presencia en infinidad de negocios dentro de la industria, así que no es extraño ver su sello en dispositivos directos de la competencia.

El secreto de Isocell

Samsung regala Huawei

Teniendo en cuenta que la cuenta de Weibo que celebra el concurso es la de Isocell, ¿te imaginas ya por dónde van los tiros? Efectivamente, el Huawei Nova 4e cuenta con un sensor Isocell como captor para su cámara de 32 megapíxeles, el Samsung GD1 para ser exactos, de ahí que la cuenta promocione el terminal de manera oficial.

Otra de las razones es que, puestos a promocionar un terminal de la competencia, se elija uno de la marca más potente del país, ya que Huawei tiene bastante fuerza en China debido a su origen y el seguimiento y apoyo que está teniendo en los últimos meses tras los acontecimientos con Estados Unidos.

Así que podemos decir que esta estrategia de Samsung con el concurso no se trata de ningún error ni metedura de pata de ningún becario, y aunque suene bastante atípica e inusual, tiene todo el sentido del mundo que se haga justo y como se ha llevado a cabo.