Cuando el diseño te hace ganador: Huawei Mate 20 Pro

La evolución conseguida por Huawei con su gama Mate llega al punto más cercano de la perfección con el Mate 20 Pro. El terminal presume de estrenar un diseño simétrico digno de artesanos, que mezcla la frialdad y resistencia del metal con la elegancia del vidrio, ofreciendo un aspecto muy premium que esconde detalles muy interesantes.

Una cámara icónica

Huawei Mate 20 Pro

El primer detalle que podría llamar tu atención es la cámara, ya que cuenta con una distribución de forma cuadrada que coloca a las tres cámaras y al flash de manera ordenada y armoniosa, no rompiendo así la bonita espalda que con la que cuenta el dispositivo. Esta distribución se ha convertido en una seña de identidad muy característica, ya que basta con echar un ojo para divisarla y saber qué teléfono tenemos frente a nosotros. Por si fuera poco, los detalles técnicos están supervisados bajo la firma de Leica, por lo que el cuidado en los detalles del teléfono va más allá de la estética.

Esta novedosa distribución permite además que la colocación de la cámara esté en una posición completamente centrada respecto al cuerpo del terminal, un detalle que de nuevo busca algo más que una cara bonita, ya que a la hora de disparar tendremos una mejor perspectiva respecto a la imagen que tenemos en pantalla.

La elegancia de la simetría

Huawei Mate 20 Pro

En la mano, el Huawei Mate 20 Pro despierta la más alta calidad en cualquiera de sus esquinas debido, principalmente, a la falta de bordes remarcados y sobresalientes. La sensación es que el cristal curvado y el chasis se fusionan en una única pieza, ofreciendo un tacto muy agradable, con curvas muy naturales para el agarre que mantienen un equilibrio perfecto entre la comodidad y el tamaño del dispositivo.

Para completar el buen aspecto físico, la marca ha apostado por incluir un degradado de color en la espalda que da nombre a los Midnight Blue y Emerald Green, un toque de brillo a todo color posible gracias a la tecnología de patrones Hyper Optical, que permite conseguir diferentes tonalidades de color según la luz que caiga sobre el dispositivo. Además, llega con una protección antihuellas y antideslizante que seguirá mirando por la protección estética, por lo que no habrá más dedos marcados ni caídas accidentales por un mal agarre.

Otro de los detalles que están presentes, pero pasan desapercibidos, está centrado en el conector USB-C. El puerto de carga del terminal aparece solitario en la parte inferior del chasis acompañado únicamente por el orificio de la bandeja para las tarjetas SIM. Esta soledad es en realidad fruto de una solución para el altavoz estéreo, ya que en lugar de disponer de orificios de salida para el sonido, Huawei ha preferido utilizar la apertura del puerto USB para mantener un diseño más limpio y minimalista en el terminal.

Referencia en la industria

Huawei Mate 20 Pro

Todos estos detalles hacen que el Huawei Mate 20 Pro se sienta como algo más que un buen teléfono. Estéticamente propone un nivel de calidad extremadamente alto, ofreciendo además una ejecución magnífica en cada uno de los aspectos en los que destaca. Este excelente trabajo hace que el fabricante se convierta prácticamente en la referencia a seguir en el próximo 2019, pero si estéticamente ya es un portento, lo que esconde en su interior no es menos sorprendente.

Una pantalla con algo más que pulgadas

Huawei Mate 20 Pro

Por un lado, tenemos la pantalla. El panel que se aloja bajo el cristal 3D es de tipo OLED, y mantiene la misma curvatura que el vidrio para seguir ofreciendo un diseño prácticamente de borde a borde, caracterizado principalmente por la incorporación de una ceja en lado superior. Con un tamaño de 6,39 pulgadas y una excelente resolución de 3.120 x 1.440 píxeles (lo que hacen una densidad de 538 píxeles por pulgada), la pantalla ofrece un recorte rectangular en su zona más alta para dejar hueco a un conjunto de cámaras y sensores que se encargarán del reconocimiento facial 3D.

Este sistema de reconocimiento facial se encargará de mantener protegido el dispositivo, identificando el rostro correcto con la ayuda de un sensor láser que permitirá reconocer nuestra cara incluso en la oscuridad. La integración de este sistema dentro del sistema operativo permite por ejemplo que determinadas carpetas sólo estén disponibles cuando estemos frente al teléfono, ya que un área de seguridad se encargará de tener tus documentos más sensibles alejados de curiosos. Pero si lo tuyo es ir desbloqueando el móvil a medida que lo vas sacando del bolsillo, el sensor de huellas es tu solución.

Un lector de huellas que no quiere llamar la atención

Huawei Mate 20 Pro

Este método de seguridad biométrica llega integrado en la propia pantalla, una tecnología que de nuevo favorece a la estética del terminal, y que además supone un punto extra de innovación en la carta de presentación del dispositivo. El sensor se esconde bajo la pantalla en una zona algo más baja del centro de la pantalla, un lugar donde colocaríamos el pulgar de manera natural, por lo que el proceso se desbloqueo es cómodo y rápido de utilizar.

El resultado es una acción muy natural que prácticamente pasa desapercibida gracias a la rapidez en la que el sistema reconoce la huella y procede a desbloquear el dispositivo. La tecnología encargada de esto es la llamada Dynamic Pressure Sensing, y está presente únicamente en el Mate 20 Pro.

Compartir energía

Huawei Mate 20 Pro

Si pensabas que la espalda del Huawei Mate 20 Pro no tenía nada más para sorprenderte, te equivocabas. El teléfono cuenta en su interior con una increíble batería de 4.200 mAh que directamente te hará despreocuparte de buscar un enchufe de carga durante más de 48 horas. El rendimiento del dispositivo en este aspecto es increíble, ya que un uso normal con conexión WiFi podría hacerte llegar incluso a los 3 días de uso, algo completamente impensable en los terminales que encontramos hoy en día en el mercado.

Tal es su capacidad de carga, que Huawei ha decidido incluir un sistema de carga inalámbrica reversible que permite utilizar el teléfono como estación de carga para otros terminales. El concepto es tan sencillo que sólo hay que acercar un teléfono necesitado de batería a la espalda del Huawei Mate 20 Pro para que este comience a enviar energía al otro dispositivo.

El teléfono total

Huawei Mate 20 Pro

Todos estos detalles hacen del Huawei Mate 20 Pro un dispositivo con un nivel de exclusividad que supera lo estético, incluyendo tecnologías y soluciones fuera del alcance de otros fabricantes, algo que le hacen estar por delante en la industria, marcando la futura hoja de ruta de lo que está por venir.