El modo de visión nocturna del Pixel 3 destroza al iPhone XS y Google presume de ello

En Google están muy orgullosos de lo que es capaz de hacer su algoritmo con el famoso modo de “visión nocturna”. Están tan convencidos de su trabajo que hasta han publicado una dura comparativa en la que enfrentan los resultados de su Pixel 3 contra una fotografía realizada por el iPhone XS en igualdad de condiciones.

Un modo que está en tendencia

Cuando Google presentó sus nuevos Pixel 3, destacó una funcionalidad bastante llamativa que era capaz de encontrar luz en condiciones completamente desfavorables. Los resultados llamaban rápidamente la atención, ofreciendo imágenes con unos resultados que dejaban con la boca abierta nada más disparar. El modo comenzó a ser bastante popular, y muchos fabricantes han incluido soluciones similares con las que ofrecer la posibilidad de disparar de noche y obtener imágenes aceptables. Pero, ¿sabes quién no ha incluido nada similar? Apple.

El modo de visión nocturna del Pixel 3

Pixel 3 modo vision nocturna

Aprovechando esta tesitura, Google no ha querido perder la oportunidad de presumir de su potencial frente a uno de sus rivales más directos, que no es otro que el iPhone XS. Así lo podemos ver en un tweet publicado por el vicepresidente de marketing de Google, Marvin Chow, quien ha colgado una comparativa muy reveladora sobre quién ganaría en una toma nocturna.

En la imagen capturada por el Pixel 3 podemos ver cómo la chica viste pantalón y camisa de color verde, está situada en una calle donde el asfalto aparece mojado y el edificio de la izquierda cuenta con unas luces de neón que se reflejan en el suelo. La imagen es bastante colorida, cuenta con bastante detalle y sorprendentemente no refleja demasiado ruido, especialmente en zonas como la ropa de la chica o el cielo del fondo.

Pixel 3 modo vision nocturna

En el lado del iPhone nos topamos con una realidad bien distinta. La calle de la escena aparece bastante apagada, por no hablar de que la chica está completamente a oscuras y resulta imposible reconocer el rostro. Ahora bien, ¿ha influido la manera en la que se ha capturado la imagen?

La importancia de exponer adecuadamente

Todo apunta a que a la hora de realizar la fotografía en el iPhone XS, el fotógrafo midió la exposición en las luces de neón, provocando que el resto de la escena acabada subexpuesta de manera considerable. Pinchar sobre algún otro edificio podría haber ayudado a equilibrar la iluminación de la escena, y puede que incluso activando el modo HDR (posiblemente estuviera apagado) se pudiera arreglar un poco más los resultados. De todas formas el salto de exposición existente entre las luces de neón y el oscuro rostro de la modelo podrían ser difícilmente salvables para el iPhone XS con una única toma, y es ahí donde el Pixel 3 cuenta con ventaja.

La diferencia entre ambas fotografías es abismal, y el Pixel 3 vuelve a demostrar que con la ayuda de la inteligencia artificial y su complejo algoritmo ha conseguido simplificar la acción de realizar una fotografía y no tener que preocuparnos por el resultado.