Huawei P40 Pro, preview: 4 cosas que me han gustado (y 2 que no)

Huawei P40 Pro, preview: 4 cosas que me han gustado (y 2 que no)

Drita

El Huawei P40 ya es oficial. La compañía china acaba de vestirlo de largo en un evento online (que es el estilo que impera estos días), descubriendo con ello a tu nuevo buque insignia. En El Output ya hemos tenido una primera toma de contacto con el smartphone, así que pasemos de tanta especificación técnica y vayamos al grano: esto es lo que más y lo que menos me ha gustado del teléfono tras las primeras 24 horas de uso.

Lo mejor del Huawei P40 Pro

Huawei ha anunciado no uno sino tres teléfonos nuevos en el día de hoy: el P40, el P40 Pro y el P40 Pro+. Los terminales comparten muchas prestaciones (especialmente en el paso del Pro y Pro+), pero en definitiva el trío vuelve a ser una buena representación de lo que la gama P significa (y ha significado siempre) para la marca: una familia de smartphones en los que la fotografía es el centro de todo pero donde se busca al mismo tiempo que sea fácil de usar y cercano para el usuario.

En el caso del P40 Pro, que es el modelo que ya tengo en mis manos, esa filosofía se respira. El equipo es un auténtico todoterreno en materia fotográfica, pero al mismo tiempo, me encuentro con el teléfono Huawei de siempre (en su aire más top, claro) y con una interfaz  que persigue igualmente seguir puliendo detalles que hagan todo aún más fácil.

Solidez de construcción y cómodo en la mano

El Huawei P40 Pro da sensación de solidez con solo tenerlo en la mano. En serio, es un equipo muy robusto y muy bien acabado, que sin embargo no resulta tan pesado como podría esperar al agarrarlo. Tampoco es incómodo de manjar: disfruta de un cuerpo más bien estrecho y bien balanceado en el que las generosas pulgadas de su pantalla (son 6,58″, ojo) no se hace pesadas ni abrumadoras.

Huawei P40

Huawei P40

La espalda, de acabado mate, repele bastante las huellas (esta vez de verdad, sí) y además de ser bastante agradable al tacto, apenas resbala -uno de los mayores males de los teléfonos actuales.

Su sensor de huellas es muy rápido

Resulta que Huawei ha hecho cambios en su sensor de huellas para que funcione mejor. ¿Cómo? Pues ampliando un 30% el área de reconocimiento y aumentando además otro 30% la velocidad de desbloqueo. Al final esto se traduce en una experiencia bastante buena con su lector, que responde de manera tremendamente ágil.

Huawei P40

Mismos resultados he encontrado con su sensor de reconocimiento facial. Reconozco que es la vía que más me gusta para desbloquear un teléfono y en este P40 Pro funciona igualmente muy rápido. Huawei ha incluido en la parte frontal dos sensores (que están por cierto integradas en pantalla bajo su cristal y solo presentes en el Pro y Pro+): uno de 32 MP para los selfies y otro adicional que sirve como soporte para el efecto bokeh, el control por gestos y para ayudar en el mencionado desbloqueo.

Despliegue fotográfico a la altura

Ya que hablamos de las cámaras frontales, hay que mencionar también las traseras, claro. Como era de esperar, Huawei ha puesto toda la carne en el asador con su núcleo fotográfico principal, encontrándonos en la espalda con un sensor de 50 megapíxeles, otro de 40 MP (el que se utiliza en vídeo), uno tercero de 12 megapíxeles ultra gran angular y un sensor ToF.

Huawei P40

Aún es pronto para poder hacer una valoración de esta configuración (descuida, en unos días te contaré mucho más en un análisis), pero las primeras pruebas realizadas me gustan: se notan las mejoras hechas por ejemplo en el enfoque, donde el teléfono estrena el llamado Octa PD Autofocus, que es más rápido y enfoca en pocos milisegundos, o en la estabilización al hacer zoom. También a nivel de vídeo han metido muchas mejoras con Audio Zoom (que da más relevancia a la voz; ya lo hemos visto en algún otro teléfono), una estabilización más eficiente y un Ultra Slow Motion a 7680 fps (de locos), entre otros.

La inteligencia artificial es de especial relevancia en el manejo fotográfico y aquí ajustan tuercas para incluso recomendarnos con qué foto de una tira de disparos quedarnos: detecta hasta 7 deportes diferentes, 10 posturas y diferentes expresiones y en función de eso, nos ayudará a elegir la mejor captura de las que hagamos (es la nueva función Best Moment). También la IA se encargará ahora de borrar personas de una foto (la típica que pasa por detrás ensuciando un momento idílico) y hasta de borrar reflejos cuando hagamos foto a algo tras un cristal.

Pantalla sin bordes a 90 Hz

Huawei P40

Ya te explicamos en su momento qué es la tasa de refresco de las pantallas móviles y lo agradable que resulta su uso, así que me ha gustado mucho encontrarme un panel a 90 Hz en este P40 Pro -ojo porque el P40 no lo tiene. Todo se ve y se siente mucho más fluido en esta pantalla «Overflow Display» de 6,58 pulgadas (formato 19.6:9) y resolución de 2.640 x 1.080, cuya terminación sin bordes hace además al conjunto general de diseño mucho más atractivo a la vista (al tiempo que da mayor sensación de amplitud).

Lo peor del Huawei P40 Pro

No todo van a ser maravillas en ese nuevo teléfono de Huawei. Tras esta primera toma de contacto, también he encontrado algunos aspectos que no me han convencido y que debes conocer.

Sigue sin los servicios de Google

Bueno, esto más que una sorpresa es una realidad que sigue presente y que hay que señalar inevitablemente. El P40 Pro (y sus hermanos) viene con Android 10 y la capa EMUI 10.1, pero sin los servicios de Google. No hay tienda de aplicaciones de la Play Store (tienes que tirar de la App Gallery) ni Gmail, Instagram o WhatsApp que valga.

Huawei P40

Esto sigue siendo sin duda el mayor lastre de este equipo. Ya cuando hicimos el análisis del Huawei Mate 30 Pro nos lamentábamos que la actual situación de veto de EEUU a Huawei provocara la ausencia de aplicaciones tan esenciales en nuestro día a día, y con este P40 pro no iba a ser diferente (aunque Huawei se empeñe en presumir de que su App Gallery no para de aumentar el número de apps).

Su diseño no sorprende y hasta resulta familiar

La originalidad en los diseños de teléfono brilla hoy en día por su ausencia, pero es cierto que Huawei siempre ha puesto bastante de su parte para intentar combatir este mal. No parece que hay sido así esta vez. El teléfono sorprende muy poco en este sentido. Nada es especial cuando lo miras y además nos recuerda (demasiado) al nuevo S20 de Samsung por la disposición y el marco de las cámaras traseras -y hasta por el color grisáceo, vaya, aunque el de Huawei es más claro y atractivo a mi parecer.

Huawei P40

Puestos a no innovar en diseño, hubiera preferido que mantuvieran el dibujo del Mate 30 Pro, mucho más característico y atractivo con la rueda central. Supongo que será cuestión de gustos pero… esperaba más Huawei, esperaba más aquí.

 

Tras estas primeras impresiones, toca probar el teléfono a fondo para contarte mucho más sobre él, su rendimiento (recuerda que lleva un Kirin 990 como procesador, 8 GB de RAM y 256 GB de memoria) y su autonomía (sobre el papel tenemos 4.200 mAh). Será también interesante comprobar comprobar si estas primeras sensaciones se mantienen o no tras su prueba más a fondo, especialmente teniendo en cuenta también su precio (999 euros, mientras que el P40 son 799 euros (8+128 GB) y el P40 Pro+ se pone en 1.399 euros (8+512 GB)).

Ya sabes, no te vayas muy lejos…