Huawei sigue los pasos de Samsung y revisará (y retrasará) su teléfono plegable

Si tenías sospechas sobre cómo iba llevar el día a día el teléfono plegable de Huawei tras ver como el Galaxy Fold retrasaba el lanzamiento por falta de maduración, las respuestas a tus preguntas reciben la solución hoy mismo. El fabricante ha confirmado que retrasará el lanzamiento del Mate X hasta septiembre.

Los plegables nos hacen esperar

El gigante chino ha sido bastante claro en las dos entrevistas realizadas a CNBC y The Wall Street Journal, ya que ha asumido que su teléfono plegable necesita pasar por numerosas baterías de pruebas para garantizar el perfecto funcionamiento cuando llegue a manos de los consumidores. Por lo tanto, estas pruebas requerirán más tiempo del estipulado en un principio.

Esto significa obviamente que el Mate X retrasará su lanzamiento inicialmente propuesto para este mes de junio, y confirma que la no comercialización del terminal se debe a una causa estrictamente de certificación de calidad, y nada que ver con los conflictos que pueda tener con Estados Unidos. La propia Huawei ha zanjado el tema con una frase bastante aclaratoria: “no vamos a lanzar un producto que destruya nuestra reputación”. La nueva fecha planteada para el lanzamiento se traspasa a septiembre, momento en el que ya veremos si Samsung ha cumplido también con sus deberes.

Un retraso que genera otras dudas

Mate X vs Galaxy Fold

La pregunta que ahora nos hacemos todos es si este retraso en el lanzamiento del Mate X afectará a la manera en la que el dispositivo llega al mercado. La razón no es otra que el veto de Estados Unidos a Huawei, una decisión que, si bien no ha tenido que ver en el cambio de fecha, sí podría afectar en el momento en el que el teléfono llegue a las tiendas, ya que a partir de agosto la marca estará completamente baneada.

¿Significa esto que el Mate X no tendrá Android?  El portavoz de Huawei ha confirmado a CNBC que el Mate X llegará con Android de Google, ya que se anunció antes de que la marca cayera en la lista negra de Trump. En caso de cambios de última hora, Huawei podría disponer de su propio sistema operativo, aunque como ellos mismo aseguraron, a día de hoy estaría listo únicamente para el mercado Chino, y no podrá hablarse de un lanzamiento global hasta dentro de seis o nueve meses aproximadamente.