Las malas ventas del iPhone XR ponen en peligro al mayor fabricante de pantallas japonés

El iPhone XR sigue generando problemas, y ahora más allá de Cupertino. Tal y como informan en Wall Street Journal, el proveedor que se encargaba de suministrar los paneles LCD para el teléfono económico de Apple parece estar en serios apuros tras ver como la demanda del iPhone XR no alcanza las previsiones.

Un clásico de las pantallas

iPhone xr

El distribuidor no es otro que Japan Display, un fabricante muy conocido en la industria especializado en pantallas de cristal líquido que, tras ver como el producto que vaciaría sus almacenes no alcanza el vuelo, se ha visto obligado a buscar financiación para poder salir a flote. Lo interesante de la situación es que el gobierno japonés no ha acudido al rescate como en anteriores ocasiones, ya que se habla de que dos empresas de Taiwan y China son las que están luchando por llevarse la mejor parte. Recordemos que Japan Display nace como una idea estratégica del propio gobierno japonés utilizando recursos de Hitachi, Sony y Toshiba.

Se habla de que la participación entre ambas empresas, TPK Holdings Co. Y Silk Road Fund, alcanzara el 30%, un volumen que podría traducirse en unos 550 millones de dólares según informan algunas personas cercanas a la compañía.

La dependencia de Apple

Qualcomm bloqueo iPhone

Esta dura caída se debe a la gran dependencia que Japan Display tiene con Apple, ya que hasta ahora en Cupertino lanzaban terminales con pantallas LCD hasta la llegada del iPhone X, un modelo con pantalla OLED que ha iniciado una nueva etapa y que en Wall Street Journal aseguran que se estandarizarán en 2020 cuando todos los terminales cuenten con OLED. Esta retirada del LCD se debería principalmente a las ventajas que ofrecen las pantallas orgánicas de diodos led, ya que con ellas se pueden conseguir diseños más flexibles.

Otro de los factores que también ha afectado en la caída del LCD es que el consumidor actual reclama paneles OLED, más llamativos y comercialmente más vistosos que el clásico LCD, por lo que el producto de Japan Display tenía escrita la fecha de caducidad desde hace bastante tiempo. La empresa tampoco ha tenido suficiente interés para buscar a otros clientes potenciales, así que todo dependía de hasta cuándo Apple estaba dispuesta a seguir apostando por el LCD, y todo apunta que será el 2020 cuando decida pasar página y apostar por una nueva tecnología.