La cámara del iPhone XS 2019: una solución nada estética para una buena causa (o no)

El supuesto iPhone XS de 2019 o iPhone 11 lleva semanas generando polémica a causa de su supuesta cámara trasera. Desde que se filtró cómo podría ser, el diseño de su triple cámara principal no ha dejado a nadie indiferente. La mayoría piensa que es un horror, pero tal vez tenga una buena razón de ser.

La triple cámara en los smartphones actuales

iPhone 11 triple cámara

Los teléfonos con triple cámara no son ninguna novedad. Llevamos viendo múltiples propuestas desde hace meses. Lo habitual es encontrar una disposición tipo semáforo tanto en vertical como horizontal, pero un diseño cuadrado tampoco nos coge por sorpresa. El Huawei Mate 20 Pro arriesgaba con él para colocar los tres sensores y el flash.

Triple cámara en un smartphone

Entonces, ¿por qué el futuro iPhone causa tanto revuelo? En el terminal de Huawei, el conjunto de sensores y flash está centrado. Eso a nivel estético aporta una mayor armonía visual. En cambio, en el dispositivo de Apple ese cuadrado estaría en un lateral. Juzga por ti mismo cómo quedaría.

Exacto, los renders realizados en base a filtraciones muestran un teléfono que por diseño no llama la atención. El cuadrado en un lateral genera descompensación visual y una sensación de rechazo cuando se observa. De ahí vienen las numerosas opiniones negativas que se pueden encontrar en internet. Sin embargo, ¿cambiaría algo la opinión acerca de su estética final si estuviera justificada por una decisión técnica?

La posible justificación técnica detrás de la futura cámara del iPhone XS de 2019

Con lo especial que es Apple para temas de diseño es lógico pensar que hay una justificación técnica detrás de todo. Cuando se combinan varios sensores fotográficos, para aprovechar las ventajas de fusionar imágenes, estos deben estar alineados. Es decir, el centro de la imagen que captura cada uno debe ser el mismo. Para lograrlo, los fabricantes juegan con el ángulo de las cámaras y lentes.

Normalmente los fabricantes con triple cámara en disposición semáforo colocan la cámara angular en el centro y son las otras las que se alinean con ésta. Así se puede, por ejemplo, combinar el gran angular y teleobjetivo para aportar más información de profundidad de campo al modo retrato.

En el caso del iPhone, mas allá del cuadrado que los contiene, los sensores formarán un triángulo equilátero que permitiría el paralaje de todos los sensores entre ellos. Las fotos del supuesto ultra gran angular se podrían combinar con el angular, las del angular con el teleobjetivo y las del teleobjetivo con el ultra gran angular. ¿Qué beneficio tendría esto último? Pues aún no se sabe, sería el dato que faltaría por descubrir y ver si realmente aporta o no. Tal vez, ¿modo retrato con cualquier lente? Si lo hace, el problema estético podría aceptarse un poco más.

¿Por qué no lo ponen centrado? Pues al igual que antes, debe o se espera que haya otra justificación técnica. Aunque también es cierto que siendo como es Apple para temas de diseño, centrarlo sería perder “personalidad” al parecer que por primera vez copian el diseño de otro producto y no al revés.

Hasta confirmación oficial no se despejarán las dudas. Así que habrá que tener paciencia.