5 cosas que te van a gustar mucho del nuevo OnePlus 7 Pro (y 4 que quizás no tanto)

El OnePlus 7 Pro acaba de anunciarse oficialmente junto al OnePlus 7 por lo que no hay mejor momento para que hagamos un primer repaso de lo mejor y lo peor del teléfono. Llevamos varios días probándolo y pronto te ofreceremos un análisis en profundidad del terminal, pero hasta entonces lo mejor es que te vayas quedando con estos puntos clave.

5 aspectos del OnePlus 7 Pro que te van a gustar

· Su refresco de pantalla a 90 Hz

OnePlus ha querido despuntar con su modelo Pro, dando especial importancia a la pantalla. ¿Y cómo piensa conseguir eso? Pues apostando por un panel de 6,67 pulgadas y resolución QHD+ que disfruta de una tasa de refresco de 90 Hz.

Oneplus 7 Pro

La gran mayoría de los teléfonos móviles ofrecen un refresco de 60 Hz, sin embargo, este smartphone sube la apuesta hasta los 90 Hz, que si bien no son los 120 Hz de Razer, son más que suficientes para percibir una fluidez visual realmente atractiva. Todo se mueve con un extra de soltura cada vez que deslizas el dedo o se suceden transiciones y se nota.

· La cámara pop-up para selfies

No soy especialmente fan de las cámaras pop-up. Tengo la sensación de que su mecanismo acabará fallando y que todo puede llegar a ser más lento a la hora de decidir tomarme una foto selfie. Sin embargo, el OnePlus 7 Pro me está convenciendo de lo contrario. El sistema es increíblemente rápido, tanto que realmente no sientes ningún tipo de demora cuando decides hacerte una foto con la cámara frontal. Incluso a la hora de utilizarlo como sistema de reconocimiento facial me ha sorprendido, siendo mucho más efectivo de lo que imaginaba.

Camara pop-up

¿Te preocupa darle un golpe? Tranquilo. Si el teléfono se te cae con la cámara abierta, se cerrará automáticamente (y de nuevo con una rapidez increíble).

La cámara (con 16 MP y f/2.0) en las primeras tomas realizadas -que al final es lo más importante de todo esto- rinde bien, con una buena captación de luz tanto en foto como en vídeo.

· Su modo para juego mejorado

La comunidad jugona es bastante importante para OnePlus por lo que ha buscado que este teléfono sea especialmente atractivo no solo al usuario avanzado, sino también al que gusta jugar de manera intensiva.

Oneplus 7 Pro

Además de aprovecharse del mencionado refresco de pantalla y de los hasta 12 GB de RAM que puede albergar dentro, el teléfono viene con un modo Fanatic, que aísla al usuario de todo al bloquear el teléfono y dejarlo únicamente concentrado en la partida.

A esta prestación cabe sumar su sistema de refrigeración, la mejora en la vibración háptica del teléfono e incluso el RAM Boost, encargado de gestionar mejor los recursos hacia aquellas apps que más usamos así como al juego que tengamos cargado.

· Un diseño bien trabajado

OP

El OnePlus 7 Pro cuenta con pantalla de bordes curvados y al carecer de cámara integrada en la misma, luce un frontal limpio y de sensación muy amplia.

OP azul

Tanto la parte trasera como delantera cuentan con Gorilla Glass y se ha hecho un especial trabajo con el diseño trasero, de acabado suave y que cobra especial atractivo en el color Nebula Blue. Te va a encantar.

· Su lector de huellas en pantalla

Oneplus 7 Pro

OnePlus ya presumía en el OnePlus 6T de contar con un sensor de huellas integrado en pantalla rápido, pero en el OnePlus 7 Pro, el salto, dicen, es importante. ¿Cómo lo han hecho? Pues con un sensor que ahora es un 35% más grande (consiguiendo una mayor superficie de reconocimiento) y que cuenta con tres capas, que, combinadas con un nuevo algoritmo, dan como resultado un sistema de lectura realmente rápido.

… y cuatro que no te van a convencer tanto

· No tiene carga inalámbrica

Si estás acostumbrado a disfrutar de la carga inalámbrica en tu actual teléfono, debes saber que de dar el salto al OnePlus 7 Pro, tendrás que olvidarte de ella.

OnePlus alega que la carga inalámbrica actual “no es para ellos” ya que no se adapta a la experiencia de usuario que ellos persiguen. Esta pasa por poder usar el teléfono siempre, incluso cuando se está cargando con el cable, algo que no es 100% posible si está en una base de carga inalámbrica. Tendremos que aceptar “barco como animal acuático“, pero no deja de ser una prestación que se echa de menos, más aún en un teléfono que pretende competir en la liga premium. Al menos sus generosos 4.000 mAh y su carga ultrarrápida Warp Charge 30 ayudan a sobrellevarlo.

· Es pesado en la mano

El teléfono cuenta con una buena ergonomía y los bordes son fáciles de agarrar -no resbalan demasiado-, pero cuando tengas el smartphone en la mano, lo primero que vas a pensar es que “esto pesa de lo que esperaba”.

OP Agarre

Claro, es un teléfono grande. El Galaxy S10+ de Samsung tiene una pantalla de 6,4 pulgadas y el Huawei P30 Pro de 6,47″, por citar dos ejemplos muy conocidos, y ninguno de los dos supera la barrera de los 200 gramos, mientras que el OnePlus 7 Pro con sus 6,67″ se planta en los 206 gramos. El que más se asemeja en ese sentido es el iPhone XS Max, de 6,5 pulgadas, y nada menos que 208 gramos.

· Olvídate del superzoom (o cualquier prestación extraordinaria en su cámara)

El OnePlus 7 Pro cuenta con un sistema de triple cámara con sensor principal de 48 MP, otro telefoto de 8 MP y un tercero gran angular (117º) de 16 MP. Todos arrojan un buen rendimiento sin diferenciarse demasiado entre la competencia.

Camara OnePlus

No me malinterpretes. No es que ofrezcan un mal rendimiento; solo que esta combinación ya la hemos visto antes y ni siquiera su zoom óptico es sobresaliente, quedándose en los 3 aumentos -suficientes para el usuario medio, como defiende la propia marca, pero sin mayor protagonismo.

· Su precio ya no es tan económico

Pienso que los precios anunciados son acordes a lo que que este nuevo teléfono ofrece, pero eso no quita para que la firma haya perdido un poco esa identidad de la que presumía en sus inicios.

OnePlus

Hace un tiempo OnePlus era sinónimo de “teléfono súper competente a precio ajustado” -el flagship killer, vaya- y poco a poco esa combinación se ha ido desdibujando, dando ahora el salto a una alta gama que parte de los 709 euros (6GB + 128 GB), continúa en los 759 euros (8 GB + 256 GB) y alcanza los 829 euros (12 GB de RAM y 256 GB).

En cuanto a la versión OnePlus 7, que se queda en los 559 euros para la versión de 6 GB + 128 GB y en los 609 euros para la de 8 GB y 128 GB. Para que tengas algo de referencia, cuando el OnePlus 3T se lanzó, costó en torno a los 450 euros.

OnePlus dice sentirse madura para dar este salto. ¿Lo estarán también sus fans?

 

Descuida. En nuestro análisis del OnePlus 7 Pro desarrollaremos con más detalle muchos de estos apartados y haremos una reflexión más concienzuda sobre las cualidades (que son bastantes) y los (pocos) defectos de este terminal. Hasta entonces, si quieres saber algo concreto del smartphone, no dejes de preguntarlo en los comentarios para que tomemos nota.