Oppo cree en el uso de cámaras extraíbles en los teléfonos

Uno de los grandes retos a los que se siguen enfrentando los fabricantes de teléfonos móviles es el de cómo lograr el máximo aprovechamiento del frontal. Algunos lo han ido solventando con el uso del notch, otros con cámaras retráctiles y en breve comenzarán a llegar de forma masiva los que apuesten por cámaras debajo de la pantalla. Aunque Oppo experimenta con otra idea, una cámara que podrás quitar del terminal cuando quieras.

Oppo y su cámara extraible

A Oppo se le pueden criticar diferentes decisiones que toma a la hora de fabricar teléfonos móviles, pero si hay algo que no se le puede negar es que busca innovar siempre que puede. Otra cosa es que luego la solución a la que llegue aporte un verdadero valor o no, pero están ahí. Aunque también tienen soluciones cuyo único objetivo es ofrecer un producto interesante a un precio llamativo, como el Oppo A91.

La última está relacionada con ese reto que antes comentábamos, ¿cómo lograr un frontal en un smartphone que verdaderamente sea todo pantalla? ¿cómo eliminar de ahí la cámara frontal que, a pesar de muchas opiniones diferentes, sigue siendo imprescindible en el uso diario y mucho más ahora con tanta vídeollamada? Pues bien, Oppo parece que tiene otra solución más a las ya conocidas y que ha patentado.

La nueva propuesta de Oppo no hace uso de ningún tipo de notch o sistema de cámara tipo periscopio como ya hemos visto tanto en alguno de sus modelos o de la competencia. Tampoco es una propuesta que vaya a jugar con nuevas tecnologías capaces de colocarla debajo del panel. Que por cierto, el ZTE Axon 20 5G parece haber sido el primero en lanzarse oficialmente al mercado haciendo uso de eso mismo. La idea de Oppo es que sea desmontable.

Es decir, la patente de Oppo lo que describe es un sistema de cámara trasera que sería de quita y pon. Como si fuese uno de los módulos que hace años vimos en Project Ara, pero con la capacidad de funcionar también de forma inalámbrica.

¿Qué aportaría frente a soluciones actuales?

Oppo Reno

Un módulo de cámara trasera que puedes quitar y usar mediante una conexión inalámbrica que lo mantiene conectado al smartphone, ¿qué beneficios aportaría? Aunque igual lo primero que se te pasa por la cabeza es todo lo contrario, sus inconvenientes.

Para empezar hay que decir que esto no es más que una patente, por lo que puede que no llegue a suceder o que lo haga de un modo completamente diferente. Tanto que no sea realmente una forma de prescindibir de la cámara frontal. Así que, sabiendo esto, veamos lo mejor y lo peor que podría aportar.

Lo mejor de un módulo de cámara extraible

  • El primer beneficio sería lógicamente poder actualizar con mejores sensores en un futuro si Oppo se plantease un diseño universal para sus teléfonos, aunque sólo fuesen para una gama determinada
  • Una cámara extraible también permitiría tomas desde ángulos y lugares pocos accesibles incluso para un smartphone
  • Capacidad de mejorar las fotos tipo selfie que te haces con sensores de mayor calidad

Lo peor de un módulo de cámara extraible

  • Necesidad de batería propia, lo cual implicaría seguramente una menor autonomía y eso podría ser un problema en vídeollamadas
  • Cuantas más partes móviles o extrapoles existan más posibilidades de una posible avería
  • Sobreprecio de un producto que debe seguir siendo funcional más que espectacular

Nadie dijo que innovar fuese sencillo

Como puedes ver es fácil sacarle pegas a una propuesta de este tipo, pero también ilusiona ver que podría dar lugar a ventajas o nuevas ideas a partir de esta. Lo que está claro es que innovar no es sencillo y eso hay que tenerlo en cuenta para valorar los esfuerzos que compañías como Oppo realizan.

Y es que este teléfono con cámara extraible no es lo único en lo que trabaja la marca, atentos a este otro dispositivo con pantalla enrollable que se dejó ver. Muy llamativo por la tecnología usada a nivel hardware y también por su implementación software para ir a adaptando elementos como la interfaz a medida que expandes o no.

giphy.gif

Al final es cierto que lo importante es que el producto siga siendo útil en el día a día, pero si no se experimentan con ideas así es también imposible dar con nuevas soluciones a problemas que están ahí, aunque igual los buscamos nosotros mismos.

Vía > Engadget

¡Sé el primero en comentar!