Si vas a grabar mucho vídeo con tu Pixel 4 es mejor que cambies el formato por defecto

El Pixel 4 es un gran teléfono, aunque algunas decisiones lastran un poco la experiencia que ofrece y la que nos hubiese gustado que ofreciese. Aún así, a nivel de cámara es uno de los dispositivos a considerar este 2019 si es un apartado que te importa. Si quieres que la grabación de vídeo sea más eficiente, esto es lo que debes hacer.

Cómo grabar vídeos en el PIxel 4 y ahorrar espacio

Tras analizar el Pixel 4 hubo algo que nos quedó claro, a nivel de vídeo se quedaba corto respecto a la competencia. El no grabar vídeo a resolución 4K y 60 fotogramas por segundo lastra a estas alturas. Y oye, el teléfono puede pues su hardware está preparado.

Google argumenta que no grabar vídeo 4K a 60p es una decisión tomada por motivos de optimización y almacenamiento. Con la excusa de que la mayoría de usuarios graba a 1080p, prefieren optimizar la calidad de dichos archivos a grabar a máxima resolución y una tasa de fotogramas de 60 cuadros. Que además ocuparían más espacio de almacenamiento.

No obstante,  más allá de si es un motivo real o si el problema está en vender un teléfono por 759 euros con 64 GB de base y sin opción de expandir la memoria es complicado -aquí los iPhone tampoco se salvan, pero al menos estos sí dan la opción de 4K 60p y ya que el usuario gestione como crea-, el tema es que los clips de vídeo que ahora mismo es capaz de grabar se pueden optimizar un poco más.

Por defecto, los vídeos se graban en formato H.264/AVC, pero si quieres un archivo más reducido en tamaño puedes activar la grabación en formato H.265/HEVC. Para hacerlo sólo debes hacer lo siguiente:

  1. Ir a la aplicación de cámara y hacer tal en la opción de Más ajustes
  2. En los ajustes seleccionar la opción de Avanzado
  3. En la opción de Almacenar vídeo de forma más eficiente deslizar el interruptor para activarla

A partir de ese momento los vídeos se guardarán con este formato de vídeo del que ya hemos hablado y que tiene como ventaja el ocupar menos espacio sin perdida de calidad. Es decir, su optimización a la hora de comprimir el archivo bruto capturado es mayor. También es verdad que implica algunas desventajas como la compatibilidad con algunos equipos y aplicaciones a la hora de editar el material.

Por tanto, tienes que valorar qué te conviene más. Si un archivo más reducido y eficiente pero más “costoso” de trabajar en ordenadores más antiguos o bien grabar en un formato más compatible a costa de llevar antes la memoria del dispositivo y tener que andar haciendo malabares para pasarlo a otras unidades externas, etc., cada menos tiempo.

¿Grabará el Pixel 4 a resolución 4K y 60p el algún momento?

Con todo esto, en XDA Developer y a través de AndroidAuthority se ha publicado que el Pixel 4 sí era capaz y ofrecía la opción de grabar contenido a resolución 4K y 60 cuadros por segundo. El problema es que, junto al uso de 500 MB por cada minuto de vídeo grabado, lo que cuadra con el argumento de Google; el consumo de batería se disparaba y también acababa afectando al rendimiento al provocar Thermal Throtling en el procesador del teléfono.

Sabiendo esto y habiendo comprobado que efectivamente la batería del Pixel 4 -especialmente el pequeño- no brilla, es lógico que Google haya quitado la opción y no haya muchas opciones de que vuelva en alguna futura actualización. Si lo hace será por la insistencia de los usuarios, pero no sería lógico. Porque entonces perdería aún más razones para apostar por él. Y claro, es y seguirá siendo un gran teléfono por su apartado de cámaras para quien valore eso por encima de todos. Para quienes busquen algo más equilibrado el Pixel no es o no ha logrado ser el dispositivo atractivo que muchos esperábamos.