Pantalla “Smooth Display” con refresco de 90 Hz y 6 GB de RAM, el Pixel 4 se va perfilando más aún

Hay quien está deseando que llegue el mes de octubre. Y es que, si nada falla y se cumplen los rumores, Google podría presentar su Pixel 4 el día 4 de dicho mes. Un teléfono del que ahora se filtran supuestas nuevas características como el uso de una pantalla con una tasa de refresco de 90 Hz.

Nuevos rumores sobre el futuro Pixel 4 dibujan un teléfono muy interesante

Lo del Pixel 4 está siendo cuanto menos muy divertido. A las filtraciones que acompañan cada lanzamiento importante hay que sumarles las que el propio fabricante deja entre ver. En el caso del teléfono de Google va mucho más allá, porque las confirman directamente.

Lo último que sabemos no viene de Google, pero sí De Fuentes que según 9to5Google serían de fiar. Bien, del futuro Pixel 4 indican que llegará en dos versiones y sus pantallas tendrán diagonales de 5,7 y 6,3 pulgadas respectivamente para el modelo normal y el XL.

Claro que esto no sería llamativo si no fuese por el apellido Smooth Display. ¿Qué significa esto? Pues que ambas pantallas ofrecerían una tasa de refresco de 90 Hz. Si habéis probado ya el OnePlus 7 Pro sabréis qué significa y si no es así os contamos.

Con dicha tasa de refresco la suavidad a la hora de hacer scroll, cambiar entre aplicaciones, menús, etc. sube de nivel y es uno de esas mejoras a las que te acostumbras rápido y desacostumbras con un gran dolor.

El otro dato que parece se confirmaría es el uso de dos sensores para la cámara trasera. Uno de ellos contaría con una resolución de 12MP con PDAF y otro con 16 MP y una lente para zoom. Y como guinda del pastel, Google estaría trabajando en un accesorio para llevar al “nivel de DSLR” su terminal. Qué o cómo se desconoce, igual queda en una simple empuñadura, pero hasta su presentación oficial no lo sabremos con certeza.

Y ya para finalizar, junto a baterías de 2.800 y 3.700 mmhm kit nuevos Pixel 4 llegarían con 6 GB de Memoria RAM. Es cierto que no son los 8 u 12 GB que otros fabricantes están integrando en sus gamas altas, pero si la gestión es correcta, realmente con 6 GB no debe haber problema y es la cantidad mínima para un buen desempeño en terminales que aspiran a ser referencia.

Todo esto, más otros detalles ya conocidos y confirmados por la propia Google, como el sistema de control por gestos en el aire que pudimos ver brevemente en un tweet publicado por la compañía, hacen que poco o casi nada quede por saber de cara a su presentación. Eso quita algo de emoción para el día del evento, pero puede que a Google sea lo que menos le importe.

Siendo importante por su papel como desarrollador de Android, lo cierto es que como fabricante de dispositivo aún tiene poco peso. Sus ventas mejoraron con el lanzamiento de un Pixel 3A más económico, pero comparado con Huawei, Samsung, Xiaomi y resto de competencia, mantenerse en la actualidad con filtraciones de este tipo -pudiendo ser algunas controladas por la propia marca- es interesante para ellos.

No obstante, ¿qué piensas, te sorprende el futuro Pixel o prefieres apuestas actuales como el Note 10?